LOS FAMILIARES DE MÁS DE LA MITAD DE LAS VÍCTIMAS DEL ACCIDENTE DE SPANAIR YA HAN SIDO INDEMNIZADOS

MAPFRE ha abonado cerca de 24 millones de euros y mantiene otros 11 millones de euros a disposición del resto de reclamantes

Jueves 27 de Noviembre

MAPFRE ha indemnizado ya a los familiares de más del 55 por ciento de los ocupantes del avión de Spanair, ocurrido en el aeropuerto de Madrid-Barajas el 20 de agosto de 2008, tras haber alcanzado 20 nuevos acuerdos extrajudiciales. De este modo, ya se han indemnizado a más de 95 ocupantes del avión, incluidos 11 de los 18 supervivientes.

La aseguradora ha procedido al pago inmediato de las indemnizaciones establecidas en los nuevos acuerdos que se han cerrado en las últimas semanas. De este modo, MAPFRE ha abonado cerca de 24 millones de euros, una cifra que seguirá incrementándose ya que existen conversaciones avanzadas para llegar a acuerdos con otro grupo de reclamantes.

Adicionalmente, MAPFRE mantiene a disposición de los reclamantes las indemnizaciones correspondientes, que se elevan a 11 millones de euros. La compañía se reafirma en su ofrecimiento permanente de alcanzar acuerdos que aceleren todo lo posible el cobro de las correspondientes indemnizaciones.

La determinación de la condición de perjudicado y las cuantías de las indemnizaciones han sido calculadas por MAPFRE siguiendo los criterios utilizados por los jueces y tribunales españoles en este tipo de accidentes, y muy especialmente la sentencia más favorable para las víctimas de este tipo de siniestros, que es la del accidente ferroviario de Chinchilla, que incrementa en un 30 por ciento estas cantidades.

Algunos perjudicados, en legítimo ejercicio de su derecho, han optado por recurrir a los tribunales para determinar la responsabilidad por el accidente y la cuantificación de las indemnizaciones que les deben ser abonadas. MAPFRE expresa su absoluto respeto y consideración por estos perjudicados. En este sentido, ha dado instrucciones precisas a sus abogados para que adopten todas las medidas necesarias con el fin de agilizar los procedimientos, y que se dicten las sentencias en el menor tiempo posible para abonar, cuanto antes, las indemnizaciones que determinen los jueces y tribunales.

La atención a los supervivientes y a los familiares de todas las víctimas siempre ha sido la prioridad de MAPFRE. Así, la compañía abonó en las primeras semanas tras el accidente, los correspondientes anticipos a las víctimas, incrementando en un tercio lo establecido por la normativa comunitaria, sin escatimar recursos económicos a la hora de atender los gastos de los familiares y de los supervivientes del accidente, incluyendo traslados, alojamientos, servicios funerarios y atención psicológica y médica altamente especializada.