Salud dental

Enfermedades bucodentales

imprimir

Alteraciones de la articulación temporomandibular

La articulación temporomandibular (abreviado comúnmente como ATM) es la articulación que hace posible la apertura y cierre de la boca. Se encuentra ubicada por delante del conducto auditivo externo, en la parte lateral de la cabeza. Podemos palparnos la ATM con los dedos y percibir sus movimientos mientras procedemos a la apertura y cierre de la boca. Es una de las articulaciones más utilizadas del cuerpo. Cuando hablamos, tragamos, bostezamos o comemos estamos haciendo uso de ella.

La patología de la ATM es muy frecuente, aunque, en la mayoría de casos es de carácter leve. Se estima que puede afectar al 80% de la población. El grupo de población con mayor incidencia es el de mujeres entre 20 y 50 años con una proporción tres veces mayor a la de los hombres.

Las alteraciones de la ATM se engloban en el llamado Síndrome de disfunción craneomandibular donde se incluye toda función dolorosa o defectuosa de la articulación.

La ATM es una articulación constituida por un menisco articular, una cápsula articular y un sistema de ligamentos que envuelven y estabilizan a ambos elementos. Las superficies de los huesos que forman la articulación (cóndilo mandibular o parte superior de la mandíbula y hueso temporal) están recubiertas por fibrocartílago. Entre ambos fibrocartílagos se localiza el disco o menisco articular.

Los síntomas más característicos que podemos encontrar formando parte del Síndrome de disfunción craneomandibular son los siguientes:

Dolor por delante de la articulación o en el oído. Puede afectar a una ATM o a ambas ATM. El dolor generado en la ATM se puede manifestar en las sienes, la mandíbula, la boca, la garganta, el cuello o los hombros.

Ruidos en la ATM como chasquidos o crujidos.

Dificultad o bloqueo para abrir la boca (en algunas ocasiones el menisco articular queda interpuesto en la articulación impidiendo el cierre de la boca. Es un motivo relativamente frecuente de consulta en el servicio de urgencias).

Taponamiento de oídos, mareos y sensación de pérdida de audición.

Pueden incluso dar síntomas tan variados como adormecimiento de la piel de la cara, picor en el orificio del pabellón auditivo, picor en la garganta y sequedad de la boca.

Las causas del Síndrome de disfunción temporomandibular son variadas y también sus clasificaciones. Nosotros las enmarcaremos en:

Dento-musculares
Menisco-condilares
Causas Inflamatorias (artritis)
Autoinmunes
Causas degenerativas
Hipermovilidad

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical