Salud dental

Enfermedades bucodentales

imprimir

Alteraciones de las glándulas salivares

Recordemos que las glándulas salivares las clasificamos en glándulas salivares mayores y menores. Las más relevantes son las mayores pues aportan la mayor parte de la saliva y sobre ellas recae la mayoría de las patologías más comunes. Las glándulas salivares mayores son la glándula parótida, la submaxilar y la sublingual.

Trastornos de la secreción de las glándulas salivares

Según la cantidad secretada podemos denominar a estas alteraciones:

Asialia, supresión total de la secreción de saliva. Es poco frecuente. Ocurre por la ausencia congénita de las glándulas salivares o bien por su atrofia.

Hiposialia, condición que se caracteriza por una secreción de saliva diaria inferior a 500ml. La saliva es más viscosa de lo normal. Esta situación provoca la llamada boca seca o xerostomía. La xerostomía favorece la caries y la sialoadenitis (inflamación de las glándulas salivares) así como procesos sépticos o infecciosos orales. Puede estar provocada por las siguientes causas:

La toma de fármacos tipo barbitúricos, ciclopléjicos, antihipertensivos o antidepresivos tricíclicos.

Procesos febriles y/o deshidratación.

Enfermedades degenerativas de las glándulas salivares, enfermedad de Sjögren...

Agenesias parciales de las glándulas salivares

Atrofia de las glándulas salivares tras tratamientos como radioterapia, citostáticos o Yodo radioactivo.

Sialorrea es el aumento patológico de la secreción salivar. Está provocado, en un gran número de ocasiones, por el estímulo irritativo de la mucosa bucal.

Procesos inflamatorios bucofaríngeos.

Sialoadenosis neurogénicas como neuralgias del trigémino o síndrome de Frey.

Lesiones del sistema nervioso central, de núcleos salivatorios, de ganglios basales, de córtex o Parkinson.

Alteraciones del sistema digestivo como esofagitis, gastritis, ulcus o pancreatitis.

Trastornos obstructivos

Ránula, tumoración blanda azulada en el suelo de la boca que se produce por traumatismo sobre la glándula sublingual con ruptura del conducto salival causando la salida y acúmulo de mucina (componente de la saliva).

Mucocele, traumatismo producido por la mordedura involuntaria o nerviosa del labio inferior dando lugar a un quiste de contenido salivar.

Sialolitiasis, formación de un cálculo en las glándulas salivares produciendo la obstrucción en el conducto de excreción. Es muy frecuente, constituyendo el 30 % del total de las patologías salivares. Afecta en un 80 % de los casos a la glándula submaxilar. Aparece una tumoración dolorosa coincidiendo con las comidas por el estímulo de la producción de saliva.

Trastornos Inflamatorios

Sialoadenitis

Es la causa más frecuente de obstrucción de las glándulas salivares. Puede ser aguda o crónica:

Aguda: es pasajera y, en su mayoría, provocada por agentes infecciosos, entre ellos cabe destacar:

-Bacteriana que afecta con mayor frecuencia a la glándula parótida. El germen proviene de la boca e infecta la glándula induciendo una inflamación súbita y dolorosa unilateral. Puede provocar un signo llamado trimus (dificultad para la apertura de la boca). Si no se trata la infección puede degenerar en un absceso (o colección purulenta).

-Vírica: suelen ser bilaterales en un 75% de los casos. Son frecuentes en niños, pudiendo cursar sin fiebre en un 30% de los casos. Se manifiesta con inflamación de la glándula. Normalmente la glándula diana es la parótida (Parotiditis o, comúnmente conocida como Paperas). El virus responsable más común es el paramixovirus y otros como el coxackie y el citomegalovirus.

Crónica: es aquella que persiste en el tiempo por complicaciones de las sialoadenitis infecciosas agudas o por patologías autoinmunes, entre otras enfermedades.

Parotiditis crónica del adulto: inflamación recidivante por obstrucción del conducto de la glándula afecta. Cursa con saliva turbia y tumefacción dolorosa recidivante. En la infancia es secundaria a parotiditis epidémicas o ectasias (taponamiento) congénitas.

Otras

Sialodenitis crónica esclerosante de la glándula submaxilar: causada por sialodenosis obstructiva y una reacción inmunológica anómala asociada.

Síndrome de Sjögren: patología autoinmune que destruye las glándulas.

Síndrome de Hethford o sarcoidosis parótidea.

Sialodenosis provocadas por enfermedades metabólicas como la diabetes.

Síndrome de Frey o degeneración aberrante de fibras parasimpáticas.

Tumoraciones de las glándulas salivares

Son poco frecuentes representando un 0.5-1% de los tumores del cuerpo.

El 80% de los tumores son benignos. Tanto las tumoraciones benignas como las malignas anidan, en su mayoría, en la glándula parótida.

En adultos el tumor benigno más frecuente es el adenoma pleomórfico o mixto. Afecta generalmente a personas jóvenes entre 30 a 40 años.

El segundo en frecuencia es el tumor de Warthin o cistoadenolinfoma.

La tumoración maligna más frecuente en el adulto es carcinoma mucoepidermoide.

En niños, el hemangioma y el carcinoma mucoepidermoide son los tumores benigno y maligno, respectivamente, más habituales.

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical