Pruebas Diagnósticas

Pruebas de laboratorio

imprimir

Análisis de las heces

Nombres alternativos

Estudio fecal.

Definición

El análisis de las heces consiste en la obtención de una muestra de heces procedentes del paciente que posteriormente será conservada en medios adecuados y llevada a analizar en un laboratorio especializado en este tipo de estudios.

Existen diferentes métodos para analizar una muestra de heces; en líneas generales y en función del método de análisis utilizado, el estudio de las heces lo podemos clasificar en:

  • Estudio bioquímico: comprende el análisis de las características generales de las heces: color, consistencia, pH, enzimas...Se trata del estudio básico de las heces.

  • Sangre oculta en heces o prueba de guayacol: análisis de una pequeña muestra de heces realizado en el laboratorio o en ocasiones en la consulta del médico, permite detectar la presencia de pequeñas cantidades de sangre mezclada con las heces (hematoquecia) habitualmente no visibles por el ojo humano.

  • Sangre oculta en heces mediante el uso de reactivos desechables: disponible en algunos países de venta libre en farmacias, se trata de tiras reactivas que en contacto con las heces permiten detectar la presencia de sangre oculta en las heces en el propio domicilio del paciente. Se utiliza como test de screening.

  • Microbiología, análisis microbiológico de las heces o Coprocultivo: se realiza mediante el empleo de diferentes técnicas de laboratorio, permite conocer si existe infección bacteriana de las heces y el tipo de germen implicado, así como establecer los diferentes antibióticos a los cuales el germen detectado es sensible mediante lo que conocemos como antibiograma.

  • Búsqueda de huevos y parásitos: se realiza mediante el uso de diferentes técnicas de laboratorio, permite detectar la presencia de larvas y huevos en las heces y la identificación del parásito.

  • Tinciones especiales: Tinción con Sudán: permite detectar la presencia de grasa en las heces (alteración característica de los síndromes de malabsorción intestinal). Tinción con azul de metileno o tinción de Wright: permite detectar la presencia de leucocitos polimorfonucleares en las heces (alteración característica de los procesos infecciosos bacterianos o de las enfermedades inflamatorias intestinales)


Boletín de noticias Canal Salud

Cómo se realiza el estudio

El estudio de las heces requiere de la toma de una muestra de heces por parte del paciente. En la mayoría de los casos, la recogida de la muestra puede realizarla el propio paciente en su domicilio. La recogida de las heces requiere de una higiene íntima adecuada mediante la limpieza de la zona perianal y de los genitales externos con agua y jabón. El paciente debe orinar previamente a la defecación dado que las heces mezcladas con orina no serán útiles para el estudio pues pueden estar contaminadas por gérmenes del tracto urinario. El paciente deberá proceder a una nueva limpieza íntima tras la micción y antes de proceder a la defecación. Existen diferentes métodos para la recogida de muestras pero habitualmente al paciente se le aconseja el uso de un recolector de heces de plástico estéril (de venta en farmacias) que se coloca sobre el bidé o bien sobre un recipiente previamente desinfectado. El paciente deberá evitar el uso de sus manos para no contaminar la muestra por lo que deberá ayudarse mediante el uso de unos guantes de látex o de una espátula para la recolección y deberá depositar la muestra en un recipiente estéril específico para ello que será facilitado en el centro o en una farmacia.

La cantidad de muestra necesaria para el análisis variará en función del tipo de estudio que se deba realizar; así el estudio bioquímico o el estudio de sangre oculta en heces requiere de una pequeña cantidad y una muestra única; otros estudios más complejos como la búsqueda de grasa o parásitos en heces pueden requerir de una mayor cantidad y de varias muestras consecutivas para su estudio. El médico deberá indicar al paciente la cantidad y el número exacto de muestras necesarias para cada estudio.

Una vez recogida la muestra de heces el paciente deberá entregar el envase cerrado lo antes posible y en plazo máximo de 24 horas en el centro en el cual ha sido solicitado el estudio para desde allí ser enviada a analizar a un laboratorio especializado.

La muestra puede conservarse en el frigorífico dentro del recipiente cerrado hasta el momento de la entrega.

Preparación para el estudio

El análisis de las heces no requiere de ninguna preparación especial por parte del paciente.

La mujer deberá evitar en la medida de lo posible la toma de la muestra durante la menstruación para evitar la presencia de sangre en las heces que pueda dar lugar a una interpretación errónea de los resultados.

Determinados estudios requerirán de condiciones especiales como evitar la toma de determinados alimentos o fármacos los días previos a la recogida de muestras o la recogida de tres o más muestras de heces consecutivas, entre otras; en cualquier caso, el médico deberá indicar al paciente estas condiciones especiales.


Qué se siente durante y después del estudio

La toma de muestra de heces se realiza mediante defecación normal por parte del paciente y por tanto no implica ningún tipo de molestia para el mismo.

Riesgos del estudio

El estudio no implica ningún tipo de riesgo para el paciente.

Contraindicaciones

No existen contraindicaciones para realizar este tipo de estudio

Para qué se realiza este estudio

El análisis de las heces es una de las herramientas más básicas, útiles y comúnmente utilizadas en el campo de la Medicina debido a que la técnica de obtención de la muestra es sencilla y segura y el análisis de le muestra por parte de laboratorios especializados aporta una muy valiosa información sobre el estado de salud de la persona.

Permite diagnosticar la presencia de infecciones localizadas en el tracto intestinal como infecciones bacterianas causantes de síndromes diarreicos o infecciones por parásitos; detectar la presencia de sangre propia de procesos inflamatorios, infecciosos o tumorales del tracto digestivo o sospechar la presencia de síndromes de malabsorción intestinal o de enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Cronh, entre otros muchos procesos, que deberán posteriormente ser confirmadas posteriormente mediante estudios específicos para cada uno de ellos.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical