Pruebas Diagnósticas

Pruebas de laboratorio

imprimir

Análisis de sangre

Su bienestar y el de su familia en las mejores manos.

Calcule su seguro o llame al 902 03 02 03.

Comienzo del artículo:
Pruebas Diagnósticas. Pruebas de laboratorio. Análisis de sangre

Nombres alternativos

Venopunción, Flebotmía, Extracción de sangre

Definición

El análisis de sangre consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre del sistema circulatorio del paciente que posteriormente será conservada en medios adecuados y llevada a analizar en un laboratorio especializado en este tipo de estudios.

En general, la muestra de sangre se extrae de una vena, de ahí los nombres alternativos de venopunción o flebotomía; pero existen situaciones especiales en las cuales la muestra de sangre se extrae de una arteria, del pulpejo de los dedos, etcétera.

Cómo se realiza el examen

En general, la extracción de sangre es realizada por un enfermero/a o un auxiliar de enfermería dentro de un consultorio.

Durante la extracción de sangre el paciente permanecerá sentado o recostado sobre una camilla; se le pedirá que mantenga extendido uno de sus brazos evitando moverlo mientras se realice la extracción. El profesional localizará un vaso del brazo para la punción, generalmente una vena localizada en la cara anterior a la altura de la flexión del codo, colocará una goma elástica inmediatamente por encima del punto de punción para favorecer el llenado de la vena y la posterior extracción de sangre. La zona de la punción se desinfecta mediante el uso de una gasa estéril empapada en alcohol. Para tomar la muestra de sangre se utilizan una aguja hipodérmica y una jeringuilla de plástico, ambas desechables. Generalmente suele extraerse una pequeña muestra de sangre, de unos 10 cc, aunque estudios especiales pueden requerir una muestra mayor. Tras la punción, se dejará un apósito estéril sobre la zona de la punción y se pedirá al paciente que realice una suave presión durante unos minutos hasta que el punto de punción no presente sangrado.

Preparación para el examen

El análisis de sangre no requiere de ninguna preparación especial por parte del paciente.

Con frecuencia, al paciente se le solicitará que permanezca en ayunas entre 8-10 horas previas a la extracción dado que algunos valores del estudio pueden verse modificados con la toma de alimentos.

En ocasiones, dependiendo de las razones por las cuales se realiza el análisis de sangre, el médico del paciente le solicitará que evite tomar una medicación o un alimento en concreto unas horas o días previos al examen.

En el momento de la realización de la extracción, el paciente deberá indicar al profesional si está realizando algún tipo de tratamiento, especialmente con anticoagulantes, o si ha padecido algún tipo de infección en los días previos al examen.


Boletín de noticias Canal Salud

Qué se siente durante y después del examen

La extracción de sangre es levemente dolorosa dado que el tipo de aguja utilizado es de un calibre pequeño. El paciente puede sentir una leve presión en el antebrazo al colocar la banda elástica y como un pequeño pellizco en el momento de la punción.

El examen suele durar unos 5 minutos.

No es esperable la presencia de mareo o de pérdida de conocimiento del paciente tras la punción dado que la cantidad de sangre extraída en la mayor parte de los casos es muy pequeña; en las escasas ocasiones en las que se produce suele ser debido al temor del propio paciente ante una prueba sencilla y prácticamente indolora o al ayuno prolongado.

Riesgos del estudio

Los riesgos son mínimos y fácilmente tratables por su médico:

  • Molestia en el punto de la punción

  • Pequeño sangrado en pacientes con alteraciones de la coagulación

  • Hematoma en la zona de la punción

  • Flebitis (inflamación/infección de la vena utilizada en la punción)

Contraindicaciones del estudio

El paciente debe consultar con su médico antes de realizar el examen en caso de:

  • Toma o uso de anticoagulantes

Para qué se realiza el estudio

El análisis de sangre es una de las herramientas más básicas, útiles y comúnmente utilizadas en el campo de la Medicina debido a que la técnica de extracción es relativamente sencilla y el análisis de le muestra por parte de laboratorios especializados aporta una muy valiosa información sobre el estado de salud de la persona.

Permite conocer el grupo sanguíneo de una persona, saber si una mujer está embarazada y el momento de su embarazo; así como descartar y/o diagnosticar múltiples patologías de tipo sistémico como diabetes, dislipemias, enfermedades renales, enfermedades metabólicas, procesos infecciosos, etcétera.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical