Salud dental

Salud bucodental infantil

imprimir

Bruxismo infantil

Salud dental. Salud bucodental infantil. Bruxismo infantil
Qué es

Es un movimiento anormal  de los músculos masticatorios (que ayudan a masticar); es el hábito de apretar y rechinar los dientes. Este movimiento puede ser inconsciente o consciente; aparece típicamente por la noche, aunque hay niños que lo presentan durante el día. Si el bruxismo es nocturno es un movimiento inconsciente.

Existen diferentes tipos de bruxismo:

  •  Bruxismo céntrico: el niño aprieta los dientes fuertemente cuando duerme
  •  Bruxismo excéntrico: el niño realiza un movimiento anormal de la dentadura que origina el “rechinar de dientes”
Causas

En los niños es frecuente que aparezca el bruxismo durante la dentición de leche y el periodo de cambio de dientes de leche y dientes definitivos.
Existen varias teorías sobre la causa del bruxismo pero parece ser que el factor predisponente más frecuente es el contacto anómalo entre dientes de la arcada superior e inferior. Los factores desencadenantes del bruxismo son principalmente: estrés, el tipo de dentadura y la posición durante el sueño.

Parece ser que los aspectos emocionales o psicológicos influyen de manera importante en la aparición de bruxismo, sobre todo, el estrés y la ansiedad.
 

Salud dental. Salud bucodental infantil. Bruxismo infantil
Síntomas

El bruxismo nocturno es producido por la contracción rítmica, repetitiva y violenta de los músculos de la masticación (los maseteros) dando como resultado un rechinamiento audible para los padres. El bruxismo en más intenso en las primeras fases del sueño y cesa cuando el sueño es más profundo.

El rechinar de dientes produce un desgaste dental y, en casos muy extremos, fracturas dentales. En los niños el bruxismo no suele ocasionar más problemas, pero en los adolescentes o adultos puede causar dolor en la articulación témporo-mandibular y en los músculos de la cara y del cuello.

El desgaste del diente provocado por el bruxismo produce la pérdida del esmalte y la exposición de la dentina en la superficie. Esto puede generar un aumento de la sensibilidad dental a los alimentos fríos o muy calientes.
 

Tratamiento

El bruxismo, al ser un acto involuntario, no se puede prevenir.

El tratamiento se basa en diferentes aspectos:

  • Tallado selectivo o ajuste oclusal: si la malposición de los dientes es leve se realizan pequeños ajustes de tallado selectivo para eliminar esos puntos de contacto entre dientes que favorecen el bruxismo
  • Férula de descarga: es un aparato rígido, en forma de herradura que se ajusta perfectamente  a los dientes y que se coloca por la noche para evitar el desgaste de los dientes y disminuir la sobrecarga muscular que puede producir dolor.
  • Ortodoncia: en el caso de que las deformidades dentales lo requieran
  • Fisioterapia: ejercicios musculares para ayudar a su relajación y disminuir el dolor.
  • Reparación de los daños ocasionados por el desgaste dental mediante composites dentales (material especial para restaurar los daños en la superficie dental)
  • Ayuda psicológica si está relacionado con un problema de ansiedad o emocional
     

Boletín de noticias y novedades

En los niños desaparece con el tiempo, aunque algunas personas pueden padecerlo hasta la vida adulta.
 

Subir

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical