Salud dental

Reportajes de salud dental

imprimir

El color de los dientes, ¿de qué depende?

El color de los dientes, al igual que el de los ojos o el pelo, es variable en cada persona. No se considera, por tanto, un parámetro estable puesto que varía de un individuo a otro, de una dentición a otra o incluso a lo largo del tiempo en un mismo diente.

LO QUE DEBES SABER
  • El color dental viene determinado genéticamente y varía de una persona a otra.
  • El tabaco, el café, el té, el vino tinto y una deficiente higiene bucal alteran su color.
  • A más edad, más amarillentos se ven porque el esmalte se va desgastando.
Condicionantes

Para empezar, el color de los dientes viene condicionado genéticamente. Nos viene definido por el color de la dentina y el grosor y calidad del esmalte:

  • El esmalte es translúcido y prácticamente no tiene color. En función de su grosor y calidad (grado de mineralización) deja que se “transparente” más o menos el color de la dentina.
  • La dentina es de un tono amarillento. En función de su grosor y calidad es más o menos amarillenta.
Variaciones de color

Las variaciones del color dental que podemos encontrar vienen determinadas por:

  • La edad: las personas de edad más avanzada tienen espesores más finos de esmalte debido a su desgaste dental. Por este motivo, solemos apreciar en sus dientes un color más amarillento.
  • Raza/Color de la piel: la relación entre el color dental y el color de piel es inversamente proporcional. Es decir, las personas de piel más oscura suelen tener unos dientes más claros. Aunque también se debe, en parte, al efecto visual. En verano, cuando nuestra piel se broncea también parece que los dientes están más claros.
  • El diente: existen variaciones en función del diente observado. Los caninos suelen tener una capa mucho más gruesa de dentina y por ello suelen ser dientes que tienen un tono un poco más oscuro que el resto de dientes de la misma arcada dental. También hay variación en función de la dentición observada, así la dentición decidua (de leche o infantil) es siempre mucho más blanca y luminosa que la permanente. De aquí viene el nombre de dentición de leche, por el color blanco lechoso que tiene.
  • Región del diente: el área más estable de color de un diente es el área central. Si un diente lo dividimos en tres partes nos daremos cuenta de que la parte incisal es más translúcida y más clara (puesto que apenas presenta dentina) y la parte cervical presenta una tonalidad algo más oscura que la parte central (puesto que es la zona más cercana a la raíz y hay una mayor saturación de dentina).

Todas estas variaciones se dan en personas sin alteraciones intrínsecas de color y en condiciones normales. Hay que tener en cuenta, eso sí, que aparte de todo lo explicado influyen factores externos y hábitos, como la dieta, que nos pueden provocar un color más oscuro y menos deseado en los dientes. Así como el propio cuidado oral del paciente, en especial la higiene bucal que lleve a cabo.

ATENCIÓN A LO QUE BEBES…

El café, el té y el vino tinto son los alimentos que más manchan los dientes. Otro elemento que los ensucia mucho es el tabaco.

Subir

Dra. Anna Parellada Insa
Especialista en Odontología y Odontopediatría
Médico colaborador de Advance Medical