Bebé ( 0 - 1 año)

Cuidados del recién nacido

imprimir

Compras previas al nacimiento del bebe

La espera del nacimiento del bebé se vive con muchísima ilusión y, es sabido por todos, que la planificación de las compras previas al nacimiento es un tema importante. Es bueno dejarse aconsejar por los profesionales y por mamás y papás que ya han tenido bebés y  saben lo que es comprar cosas inútiles. Los papás expertos pueden orientar sobre la calidad-precio de los productos y las diferentes marcas.
Una buena fecha para empezar a realizar las compras es alrededor del séptimo mes de embarazo. Conviene hacer una lista de todo lo necesario y tomárselo con mucha calma.
La llegada del nuevo bebé va hacer que la casa se llene de nuevos accesorios; algunos de ellos son imprescindibles como la cuna o el cochecito, otros no. Además hay que tener en cuenta que alguna de las cosas que necesitará el bebé no las podrá disfrutar hasta que no tenga por lo menos  seis meses (como la trona o el orinal) por lo que no hace falta comprarlas antes del nacimiento.
Se debe hacer una compra razonable, ya que si la casa es pequeña nos podemos ahorrar el moisés y ponerlo directamente en la cuna, o bien, el intercomunicador no sea necesario por la escasa distancia que hay entre la habitación del niño y sus padres.
Lo que es imprescindible es comprar marcas que garanticen la seguridad del bebé y que estén especialmente diseñadas para los más pequeños.


Compras para la casa
  • El moisés: ha de ser estable y resistente, sin adornos ni cintas al alcance del bebé. No se debe poner almohada porque hay riesgo de asfixia. La ropa de cama debe ser de algodón y el protector impermeable, para proteger el colchón. El colchón debe ser firme y que se ajuste perfectamente a la base del moisés. No se deben utilizar edredones ni colchas (mejor los sacos-manta)
  • Cochecito: debe cumplir con todas las normas de seguridad y el bebé debe ir bien sujeto. Una de las cosas más importantes es que pase por la puerta de casa, se pueda subir en el ascensor y que quepa plegado en el maletero del automóvil. Que sea ligero y fácil de manejar es un punto a tener en cuenta. Los más compactos  y ligeros son los que su plegado es tipo “paraguas”. En invierno se debe comprar un saco para abrigar bien al bebé. Se debe llevar siempre una bolsa en el cochecito que permita almacenar pañales, un cambiador portátil e impermeable, toallitas y zona térmica para biberones.
  • Silla para el automóvil: debe adecuarse a la normativa vigente en seguridad viaria.
  • Mochila para llevar al bebé: no es necesaria pero puede ser una buena solución en los casos de querer tener las manos libres: compras, llevar de la mano a otros niños…
  • Bañera: existen muchos modelos y tamaños. Desde luego se ha adecuar al espacio que se tenga en casa. Las hay que son un mueble aparte (y que también se pueden utilizar de cambiador) y otras que se acoplan a la bañera o plato de ducha. Nunca se debe dejar solo al bebé en la bañera.
  • Cambiador: se recomienda que sea de una altura adecuada para que uno no se tenga que agachar al cambiar al bebé y evitemos problemas de espalda en los padres. En algunos diseños de habitaciones infantiles se puede incluir como parte de algún mueble. Debe ser seguro, que no se mueva mientras se cambia al bebé. Nunca se debe dejar sólo al niño encima del cambiador.
  • Cuna de viaje: tan sólo si se va a utilizar o para dejar al bebé en casa de otros cuidadores.
  • Hamaca: se debe utilizar poco, máximo dos horas, y partir de los 2-3 meses de edad. La espalda del bebé hasta los seis meses debe permanecer en una superficie plana el mayor tiempo posible. Es de utilidad para distraer al bebé.
  • Chupete: debe ser adecuado a la edad del bebé. Debe mantenerse bien limpio.
  • Ropa del bebé: debe ser de algodón y fácil de poner y sacar. No es cómodo que tenga demasiadas costuras ni bordados y el diseño debe permitir la movilidad del bebé.
  •  Biberones y tetinas: son imprescindibles en la lactancia artificial. Se recomiendan unos 4-5.
  • Calienta biberones: no es imprescindible pero puede ser muy útil.
  • Extractor de leche: tan solo si la madre va a necesitar extraerse la leche materna.
  • Baberos
  • Neceser: cepillo suave, esponja para bebé, tijeras de punta redondeada para las uñas, pañales recién nacido, toallitas limpiadoras, crema y jabón especiales para la piel del recién nacido, gasas y alcohol de 70º para la cura del cordón umbilical, termómetro que no sea de mercurio, y crema para el cambio de pañal.
  • Juguetes adecuados a la edad del bebé: móviles con música, muñecos blanditos que se puedan morder…
  • Intercomunicador: sólo es necesario si el bebé duerme separado de sus padres y tan lejos que es imposible oírle llorar.


A partir de los 6 meses
  • Cuna: debe cumplir la normativa de seguridad, los barrotes no deben estar separados más de 6 cm y no deben haber cantos, ni tornillos. Debe ser lo suficientemente alta para que cuando el bebé se ponga de pie no se caiga. El colchón debe ser firme y que se ajuste a la perfección a la cuna y es aconsejable ponerle un protector impermeable. La ropa de cuna mejor que sea de algodón y se deben evitar las almohadas y los edredones. Es muy recomendable ajustar un protector acolchado para los barrotes de la cuna.
  • Trona: para dar de comer al bebé.
  • Trona de viaje (opcional, en función del uso)
  • Silla para la bañera: se debe utilizar cuando el bebé se siente con estabilidad y nunca se debe dejar al bebé sin vigilancia. Da mayor movilidad al bebé y puede jugar durante el baño.
  • Dispositivos de seguridad para el hogar: tapar los enchufes, proteger los cantos, bloquear las escaleras…
  • Vajilla de plástico especial para bebé cuando empiece a comer solo.
No se recomineda
  • Taca-taca o caminador
  • Humificador
  • Esterilizador

 

Subir

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical