Salud dental

La dentición

imprimir

Formación de los dientes

Llamamos Odontogénesis al proceso embrionario mediante el cuál las células del estomodeo o boca primitiva se diferencian para dar lugar a los dientes.

Este ciclo vital de los órganos dentarios comprende una serie de cambios químicos, morfológicos y funcionales que comienzan en la sexta semana de vida intrauterina (cuarenta y cinco días aproximadamente de embarazo) y que continua a lo largo de toda la vida del diente.

El proceso consta de varias etapas o estadios, en total cinco. La primera recibe el nombre de fase laminar. Le siguen cuatro fases dentarias (estadio de yema, estadio de casquete, estadio de campana y estadio maduro).

La fase laminar coincide con la diferenciación de las células de las láminas dentales procedentes del ectodermo del estomodeo. En estas láminas dentales se formarán los primordios dentales o yemas. A partir de aquí los futuros dientes pasan por los diferentes estadios de diferenciación.

El estadio de brote o yema consiste en la aparición de diez engrosamientos en cada lámina dentaria (futura arcada dental) que son los estadios primitivos de los dientes deciduos. En primer lugar aparecen los diez inferiores o mandibulares. Al final de la semana 8 intrauterina ya ha finalizado el proceso de los diez superiores o maxilares.

El estadio de casquete coincide con el modelamiento de la futura corona dentaria que adopta forma de capuchón en esta fase. A partir de las yemas o brotes se diferenciará el órgano del esmalte en la capa externa del capuchón y en su interior empieza a diferenciarse la papila dental que dará lugar a la pulpa y la dentina.

Alrededor del capuchón se forma el llamado saco dentario, futuro cemento y ligamento periodontal del diente.

Al finalizar este estadio podemos introducir el término de germen dentario o conjunto de esmalte, papila dental y saco dentario.

El estadio de campana se caracteriza por la diferenciación de las células que van a dar lugar al esmalte y la dentina.

Aproximadamente en la semana 10 de vida intrauterina encontramos los dientes deciduos en fase de campana y los dientes permanentes en fase de brote.

El proceso de formación del diente llega a su final coincidiendo con la fase de erupción y consiste en la formación de la raíz del mismo.

Sería interesante introducir y diferenciar los conceptos de erupción y exfoliación.

Llamamos erupción al proceso migratorio que sufre el diente desde su lugar de formación (interior del hueso) hasta su posicionamiento en la cavidad bucal. Comprende el concepto de emergencia o momento puntual en que el diente irrumpe en la encía pudiéndose apreciar ya en la cavidad bucal.

El concepto de exfoliación hace referencia a los dientes temporales y se refiere a la pérdida fisiológica de los mismos tras finalizar su función. Ello va precedido por la reabsorción fisiológica de la raíz. Dicho espacio va siendo ocupado paulatinamente por el diente definitivo que, acabará ocupando el espacio del diente temporal exfoliado.

La raíz del diente definitivo no estará completamente formada hasta pasados 24 meses de su erupción.

La dentadura decidua suele estar completa en los niños entre los 2’5 y 3 años y consta de 20 dientes, 10 en cada arcada (2 incisivos centrales, 2 incisivos laterales, 2 caninos, 2 primeros molares y 2 segundos molares).

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical