El niño

Monográficos infantiles

imprimir

¿Cómo proteger a los jóvenes y adolescentes de las adicciones a las nuevas tecnologías?

La irrupción de las nuevas tecnologías en nuestra vida diaria ha supuesto grandes avances, pero por otro lado también ha desencadenado en nuevas adicciones.

Según la  Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta relacionados con las nuevas adicciones, es decir, cuando la afición interfiere en la vida cotidiana o si se practica por necesidad en lugar de para pasarlo bien.
 

Salud Niño. Monográficos infantiles. ¿Cómo proteger a los jóvenes y adolescentes de las adicciones a las nuevas tecnologías?
  • Cuando pierde el tiempo estudiando, con o sin malos resultados académicos.
  • Deterioro o menor dedicación a las relaciones interpersonales y a otras actividades de ocio.
  • Incremento de las conductas agresivas. 
  • Si sufren ansiedad, irritabilidad o malestar físico en los momentos en los que no pueden utilizar el objeto de la adicción.

Prevenir este tipo de actitudes es la clave, aunque si hay bastantes indicios que señalan que puede existir una adicción es preferible buscar ayuda profesional especializada, como la que te ofrece el Seguro de Salud MAPFRE. Puedes informarte de todas las coberturas de cada póliza y optar por la que más se ajuste a vuestras necesidades.
 

Internet en el punto de mira de las adicciones

Es obvio que Internet ha supuesto una gran revolución en todos los ámbitos, sobre todo en el académico y laboral. Pero a la hora de responder a la pregunta de cómo proteger a los jóvenes y adolescentes de las adicciones a las nuevas tecnologías, la red de redes ocupa un lugar privilegiado porque su uso se puede llegar a descontrolar.

Los padres deben ser quienes establezcan los límites, tanto en el tiempo como en el uso, cuando sus hijos se conectan a Internet. Para que los niños lo entiendan más fácilmente, es conveniente explicarles los posibles peligros que supone entrar en determinadas páginas, sobre todo en el caso de los más pequeños. De la misma forma, también es importante advertir que no es seguro dar información personal que les identifique.

En caso de detectarse situaciones sospechosas, se puede contactar con la policía en el siguiente e-mail: delitos.tecnologicos@policia.es
 

 

adicción a los videjuegos

Los videojuegos tienen una parte lúdica y otra educativa, ya que estimulan la coordinación visomotora, el razonamiento deductivo, estimulan la memoria a corto y largo plazo, mejoran el razonamiento abstracto, así como la atención y el autocontrol.

Pero si se hace un mal uso de estos juegos, por ejemplo dedicándole un tiempo excesivo o con temáticas inapropiadas a la edad del niño, las ventajas se convierten en contras.

Es importante ceñirse a las normas de uso que aparecen en los videojuegos y juegos de ordenador, que están establecidas por la Paneuropean Game Information (PEGI), siguiendo los estándares de varios países europeos. Hay establecidas cinco categorías de edad (3+, 7+, 12+,16+,18+), así como siete descripciones diferentes de contenidos: lenguaje soez, discriminación, drogas, sexo o desnudez, juego, terror y violencia.

Atendiendo a estas clasificaciones, es fácil saber qué juego es el más adecuado para nuestro hijo. Aun así, no olvides tampoco seguir estas recomendaciones:

  • Ajustar un tiempo de juego y no sobrepasarlo. Analizar periódicamente el tiempo empleado en cada videojuego.
  • Planificar el tiempo de estudio y el tiempo de ocio, y dentro de este último, el tiempo que se va a dedicar a los juegos de ordenador.
  • Descansar 15 minutos cada hora de juego, para que no se produzca fatiga visual.
  • No utilizarlos si se está muy cansado y parar de inmediato o reducir el tiempo empleado en los mismos en caso de observarse comportamientos agresivos.

 

Enganchados al teléfono móvil

En la actualidad, gran parte de la sociedad está totalmente enganchada a su teléfono móvil, llegando hasta el punto de que no pueden salir de casa sin él. Aunque es cierto, que la edad en la que un niño adquiere su primer móvil cada vez es más temprana.

Este hecho puede suponer un arma de doble filo, ya que por un lado pueden utilizarlo para jugar, escuchar música o comunicarse con los padres, pero por otro lado, se pueden apreciar comportamientos inusuales como un excesivo consumo mensual u horas chateando por WhatsApp.

Subir

Dirección de Asistencia y Promoción de la Salud de MAPFRE