Mujer

Prevención salud de la mujer

imprimir

Anatomía de la mama

Las mamas están presentes en los dos sexos, pero en el varón se mantienen rudimentarias. En la mujer varían en su desarrollo según la edad. Hasta la pubertad se mantienen poco desarrolladas, y su máximo desarrollo se produce durante la lactancia.

Están localizadas en la parte anterior del tórax sobre el músculo pectoral mayor, su base se extiende desde la segunda hasta la sexta costilla y desde el borde externo del esternón hasta la línea axilar media y su parte más superior y externa llega hasta la axila.

La mama está compuesta por tres tipos de tejidos: tejido glandular, que produce leche, tejido conectivo, que conecta los lóbulos y tejido adiposo3 que ocupa el espacio entre los lóbulos.

Cada glándula es de color rosado y consta de 15 a 20 lóbulos. Cada lóbulo está compuesto por lobulillos unidos entre sí por tejido conectivo, vasos sanguíneos y conductos. En los lobulillos se encuentran los alveolos que son fondos de saco ciegos que en su única salida confluyen hacia los conductos intralobulillares. Estos conductos una vez salen del lobulilo se llaman conductos interlobulillares que confluyen formando los conductos galactóforos y justo antes de su salida por el pezón forman pequeñas dilataciones que son los senos galactóforos.

La irrigación arterial4 de la mama se produce por las arterias axilares, mamaria interna e intercostales. Las venas drenan básicamente a la vena axilar. La mayoría de la linfa drena a los ganglios linfáticos de la axila, pero una parte menor lo hace a los ganglios paraesternales y mamarios contralaterales. La inervación se produce por los nervios intercostales.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical