Enfermedades

Otorrinolaringología

imprimir

Faringoamigdalitis

Nombres alternativos

Faringoamigdalitis aguda. Faringoamigdalitis estreptocócica.

Definición

Infección aguda de la faringe y de las amígdalas palatinas.

La faringe es un tubo muscular y mucoso que conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago. Las amígdalas palatinas, comúnmente conocidas como anginas, son cúmulos de tejido linfático localizados a ambos lados de la orofaringe bajo el paladar blando; constituyen la primera barrera defensiva frente a microorganismos patógenos procedentes de las vías respiratorias o de la orofaringe.

Cómo se produce la enfermedad

La faringoamigdalitis es una enfermedad infecciosa adquirida por contagio, bien a través del aire (al toser o estornudar) o bien por contacto directo (intercambio de saliva, contacto con objetos contaminados, contacto íntimo)

La causa más frecuente de amigdalitis aguda es la colonización de la amígdala por virus que generalmente afectan al tracto respiratorio; otros virus como el responsable de la mononucleosis (o enfermedad del beso) el herpes o el VIH también son causa de amigdalitis.

La segunda causa más frecuente de amigdalitis aguda es la colonización de la amígdala por bacterias que habitualmente proceden de la piel, la orofaringe o el tracto respiratorio. El tipo más frecuente es la faringoamigdalitis estreptocócica producida por una bacteria conocida como Streptococo.

Factores como beber líquidos fríos o comer helados, exponerse a corrientes de aire, etc; no son causas de faringoamigadalitis aguda aunque sí pueden producir inflamación de la mucosa de la faringe o de la amígdala.

Síntomas de enfermedad

El período de incubación de la enfermedad varía entre 12 horas a 5 días desde que se produjo el contagio.

Los síntomas varían de unos pacientes y pueden ser de leves-moderados a severos.

La faringoamigdalitis producida por virus se caracteriza por:
  • Comienzo gradual y empeoramiento progresivo

  • Fiebre moderada (generalmente inferior a 39ºC)

  • Dolor moderado de garganta

  • Presencia de pequeños ganglios en el cuello

  • Enrojecimiento de la orofaringe y amígdalas

  • Aumento leve-moderada del tamaño de una o ambas anginas.

  • Poca afectación del estado general.

  • Con frecuencia se acompaña de otros síntomas de tipo respiratorio como mucosidad nasal, tos y enrojecimiento ocular.

La faringoamigdalitis producida por bacterias se caracteriza por:
  • Comienzo brusco y afectación del estado general

  • Fiebre elevada (generalmente superior a 39ºC)

  • Aumento del tamaño de los ganglios del cuello, siendo dolorosos a la palpación.

  • Es habitual que aparezcan otros síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómitos y/o dolor abdominal.

  • Orofaringe y amígdalas muy enrojecidas, aumento del tamaño de una o ambas amígdalas con presencia en la superficie de puntos rojos (pequeñas hemorragias), focos de pus (bacterias) o placas blanquecinas.

Diagnóstico de la enfermedad

El diagnóstico de la enfermedad se basa en los síntomas presentados por el paciente y en la exploración de la garganta.

En algunas ocasiones es necesario realizar pruebas diagnósticas complementarias como una analítica de sangre o la toma de una muestra de exudado de la faringe o la amígdala para poder establecer con exactitud el germen responsable.

Tratamiento de la enfermedad

El tratamiento de la faringoamigadalitis producida por virus es sintomático mediante el empleo de antitérmicos-analgésicos para el control de la fiebre y el dolor. Se aconseja tomar alimentos triturados templados y bebidas frías o a temperatura ambiente. Los enjuagues con colutorios antisépticos varias veces al día puede evitar la colonización de la faringe o las amígdalas por bacterias.

El tratamiento de la farinngoamigdalitis producida por bacterias requiere del empleo de un antibiótico específico frente al germen causante de la infección, además de tratamiento sintomático mediante el empleo de antitérmicos-analgésicos para el control de la fiebre y el dolor. Se aconseja tomar alimentos triturados templados y bebidas frías o a temperatura ambiente.

Las infecciones que cursan con una importante afectación del estado general o con dificultad para el paso del aire a través de la orofaringe requieren de ingreso hospitalario para su tratamiento.

La extirpación quirúrgica de la amígdala, amigdalectomía, se reserva para pacientes muy seleccionados.

Pronóstico de la enfermedad

La mayor parte de las faringoamigdalitis tiene buen pronóstico y suelen resolverse un el plazo de 7-10 días con tratamiento adecuado.

La faringoamigdalitis producida por virus habitualmente suele resolverse espontáneamente en el plazo de unos días sin dejar secuelas.

La faringoamigdalitis producida por bacterias suele resolverse con tratamiento antibiótico adecuado en el plazo de unos días. La farinfoamigadilitis estreptocócica no tratada puede dar lugar a complicaciones poco frecuentes como la fiebre reumática o la glomerulonefritis aguda.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical