Mujer

El embarazo

imprimir

Fecundación e implantación


La fecundación del óvulo se produce por la entrada de parte del espermatozoide en su interior en ese momento el óvulo forma una capa alrededor que impide la fecundación por un segundo espermatozoide. Este proceso ocurre en la trompa de Falopio y sobre el día 14 de ciclo en una mujer con reglas regulares.

La célula resultante de la unión entre el óvulo y el espermatozoide se denomina zigoto. Este se transporta por las trompas de Falopio mientras empiezan las divisiones celulares y por tanto su crecimiento. Al dividirse el zigoto pasa al estadío de mórula. En este momento llega a la cavidad uterina donde el endometrio1 ya se ha preparado para su recepción y su posterior implantación. La implantación ocurre sobre el día 7 después de la fecundación y la mórula ya ha pasado al siguiente estadío, el de blastocisto.

Las 10 primeras semanas después de la fecundación se desarrolla el embrión y posteriormente se denominará feto. Las células del blastocisto dan lugar tanto al embrión como a los anejos (placenta, cordón umbilical, bolsa amniótica…)

En la semana 3 después de la fecundación se forma la vesícula vitelina que es visible ya por ecografía y el embrión es un pequeño disco engrosado de 2-3 mm en la misma vesícula vitelina.

En la semana 4 postfecundación el embrión ya mide unos 5 mm y tiene latido cardíaco. Una semana después empieza a incurvarse y puede verse el cordón umbilical por ecografía-Doppler.

En la semana 6 después de la fecundación el embrión mide entre 18 y 25 mm y se empieza a formar el cerebro, la columna vertebral y los esbozos de las extremidades. Se pueden empezar a visualizar movimientos del embrión por ecografía.

La semana 7 postfecundación las extremidades se van desarrollando y empiezan a formarse los huesos de la cara, mide entre 25 y 35 mm.

La semana 8 postfecundación el embrión ya mide entre 35 y 45 mm. Se forman las manos y los pies y el embrión empieza a tener forma humana.

A las 10 semanas postfecundación, 12 semanas desde la fecha de última regla, el embrión ya tiene forma humana, con dedos en manos y pies, y se realiza la ecografía de las 12 semanas con la medición del pliegue nucal. Pueden verse por ecografía varios órganos internos como el estómago, el cerebro, la vejiga de la orina o los riñones. Mide unos 60 mm desde la cabeza hasta la rabadilla.

Se empieza a denominar entonces feto.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical