Nutrición y Salud

Nutrición y Fibra

imprimir

Fibra y glucosa

Una comida rica en fibra, especialmente en fibra soluble, prolonga el tiempo que tardan los azúcares ingeridos en absorberse en el intestino, lo que hace que el pico de azúcar en sangre que se produce como consecuencia de la absorción de esos azúcares sea bajo. Esto es realmente importante porque se conoce que estos picos de azúcar tienen un efecto nocivo en la salud cardiovascular de los individuos, tengan o no diabetes mellitus.

Para conseguir esto, la fibra soluble aumenta la viscosidad del contenido intestinal, lo cual actúa a modo de barrera física para la absorción de los azúcares en el intestino. Además, el retraso del vaciado gástrico provocado por la fibra provoca la llegada más lenta de azúcar al intestino para su absorción. De este modo la cantidad de azúcar en sangre se incrementa más lentamente tras la comida y no se producen picos de azúcar en sangre.

A largo plazo, la fibra también mejora la sensibilidad de los tejidos a la insulina, otro factor involucrado en la aparición de la enfermedad cardiovascular.

Estos efectos no se han demostrado con la fibra insoluble. Sin embargo, la fibra insoluble sí disminuye la presentación de casos de diabetes en individuos que la consumen.

Subir

Dr. José Félix Meco
Especialista en Medicina Interna
Medico consultor de Advance Medical

Deborah Blasco
Enfermera especialista en Nutrición
Enfermera consultora de Advance Medical