Mayores

Síndromes geriátricos

imprimir

Introducción

Salud Mayores. Síndromes geriátricos. Incontinencia fecal. Introducción

La incontinencia fecal es la pérdida del control de las evacuaciones, que da como resultado el paso involuntario de las heces. Esto conduce a que la materia fecal se salga por el recto (la última parte del intestino grueso) en momentos inesperados e inadecuados.

La incontinencia fecal es un trastorno que afecta notablemente la calidad de vida. Para algunas personas es motivo de vergüenza, a menudo conduce a depresión y aislamiento social. Debido a que con frecuencia quienes la sufren son reacios a informar el problema y a su vez muchos médicos desconocen la existencia de tratamientos eficaces, por lo que muchas personas sufren incontinencia fecal innecesariamente. Los ancianos suelen creer que la incontinencia es una característica del proceso de envejecimiento y que, por lo tanto, es una patología que deben tolerar. Por ello, es importante que los profesionales de la salud traten el tema y alienten a sus pacientes a buscar la terapia apropiada.

A pesar de ser muy frecuente (en algunos estudios es la segunda causa de institucionalización en ancianos) y del gran impacto psicosocial que conlleva, la incontinencia fecal es una gran desconocida en el ámbito sanitario.


Boletín de Noticias Canal Salud

La prevalencia de la incontinencia fecal en mayores de 65 años asciende al 10%, cifra que aumenta al 50% en residentes de geriátricos. La prevalencia de la entidad es superior en pacientes con lesión medular, esclerosis múltiple, síndrome de intestino irritable, ictus, diabetes y demencia. La mayoría de estas patologías afecta la movilidad y la capacidad de llevar a cabo tareas cotidianas o bien pueden ocasionar diarrea o fecalomas, importantes factores de riesgo de incontinencia. La incontinencia fecal y urinaria es 12 veces más frecuente que la fecal aislada y es la segunda causa más común de internación en geriátricos. La mayor parte de los costos directos atribuibles a la incontinencia fecal es producida por el internamiento. Los ancianos con incontinencia experimentan más infecciones urinarias y úlceras de presión, así como una mayor mortalidad.

Por todo esto constituye uno de los síndromes geriátricos que repercute más en la calidad de vida del anciano y que más sobrecarga al cuidador, con un gran impacto, no sólo físico (úlceras por presión, infecciones de orina, etc.), sino también de tipo económico, derivadas del gasto que genera el alto consumo de absorbentes y los cuidados sociosanitarios adicionales, y psicosocial, ocasionando un deterioro progresivo en las relaciones personales y sociales de los pacientes.

Las personas que presentan incontinencia fecal piensan que no hay nada que pueda ayudarlos. Sin embargo, hay muchos tratamientos disponibles que son efectivos para combatirla.

 

Subir

Dra. Montse Queralt
Especialista en Medicina de Familia y Geriatría
Médico Consultor de Advance Medical