Hombre

Enfermedades del hombre

imprimir

Infecciones testiculares

La orquiepididimitis constituye la infección más frecuente de los procesos infecciosos del aparato urogenital masculino. La afectación más frecuente es la epididimitis, que si progresa suele afectar al testículo y denominarse orquiepididmitis. Si la duración es menor a las 6 semanas se denomina aguda, mientras que si dura más de 3 meses se denomina crónica.

Se produce generalmente por infección ascendente des de el tracto urinario inferior. En menores de 35 años están producidas hasta el 80% de casos por C.trachomatis y un 25% por N .Gonorrhoeaea, relacionados con enfermedades de transmisión sexual. En hombres mayores de 35, el E coli es el germen más frecuente.

Una orquitis especial es la urliana, producida por el virus de la parotiditis, siendo típica de niños.

Los síntomas son muy variables y dependen del grado de afectación. Suele producir dolor e hinchazón testicular con irradiación a trayecto inguinal. Puede aparecer fiebre asociada y sintomatología miccional típica con escozor y polaquiuria. En la exploración física destaca un aumento del tamaño testicular con dolor a la palpación del epididimo.

El diagnóstico debe realizarse mediante la historia clínica y exploración física y confirmarse mediante un cultivo de orina. Debe diferenciarse sobre todo de la torsión de testículo, tumores testiculares, traumatismos y hernias inguinales.

El tratamiento implica antibioticoterapia durante 21 días según la edad del paciente y el riesgo de enfermedad de transmisión sexual con distintos antibióticos. Siempre irá asociado a tratamiento antiinflamatorio y suspensorio testicular.

La Orquiepididimitis crónica se define como una molestia o dolor escrotal, del testículo o epidídimo a consecuencia de un proceso inflamatorio crónico producido por distintos tipos de gérmenes. Se deben realizar cultivos de orina y semen, así como ecografía testicular para descartar otras patologías escrotales e iniciar tratamiento antibiótico según antibiograma, así como tratamiento antiinflamatorio.

La Orquiepididimits tuberculosa es poco frecuente y se produce a consecuencia de la diseminación sanguínea de los bacilos de la tuberculosis, pudiendo ir asociado o no a tuberculosis renal. Puede ser el primer y único signo de una tuberculosis genitourinaria. En el 70% de los casos hay antecedentes previos de tuberculosis. El diagnóstico se realiza mediante la tinción de Ziehl-Nielsen en orina y semen. El tratamiento se realiza con la combinación de Rifampicina, Isoniacida y Etambutol.

Subir

Dr. Oriol Angerri Feu
Especialista en Urología
Médico colaborador con Advance Medical