Pruebas Diagnósticas

Otras pruebas diagnósticas

imprimir

Mediastinoscopia

Pruebas Diagnósticas. Otras pruebas diagnósticas. Mediastinoscopia
Definición

El mediastino es un compartimiento localizado en el tórax. Se sitúa entre los pulmones, por detrás del esternón, anterior a las vértebras y por encima del diafragma. En su interior se encuentran el corazón, las vías respiratorias (tráquea y bronquios principales), el esófago, estructuras nerviosas, ganglios linfáticos y grandes vasos como la aorta y las venas cavas. En el mediastino pueden localizarse procesos inflamatorios, infecciosos y tumorales.

Para el estudio de esta estructura es útil el uso de pruebas de imagen como la tomografía o la resonancia magnética, pero en ocasiones resultan insuficientes y es precisa una visualización directa del mediastino y la toma de muestras de tejido para completar el diagnóstico. La mediastinoscopia es una técnica quirúrgica que consigue visualizar todas las estructuras contenidas en dicho espacio. El mediastinoscopio es el instrumento médico especialmente diseñado para esta exploración.

Está constituido por un tubo flexible con una cámara milimétrica y una fuente de luz en su extremo distal. En el interior del tubo se dispone una vía que permite la introducción de pinzas especiales para la toma de biopsias.

Cómo se realiza el estudio

Se realiza en el ámbito hospitalario. Requiere ingreso y quirófano para su realización. Pueden administrarse fármacos sedantes para reducir la ansiedad anticipatoria a la intervención. Una vez en quirófano se completa el proceso anestésico. Para acceder al mediastino se realiza una incisión de unos 3 cm de longitud por encima del esternón. A través de esta incisión se introduce el mediastinoscopio. Es posible que ante algún hallazgo significativo se efectúe una biopsia.

El tejido obtenido será remitido a los laboratorios correspondientes para completar su estudio. Una vez finalizada la intervención el paciente permanecerá en un área de observación. El estudio suele tener una duración aproximada de 45-60 minutos, aunque el alta hospitalaria no se suele dar hasta transcurridas 24 horas tras la intervención.

Pruebas Diagnósticas. Otras pruebas diagnósticas. Mediastinoscopia
Preparación para el estudio

Requiere un ayuno previo de al menos 6 horas. Se trata de un proceso quirúrgico por lo que deberá disponer de un estudio preoperatorio. Las pruebas previas son electrocardiograma, radiografía de tórax y analítica sanguínea con pruebas de coagulación.

Qué se siente durante y después del estudio

Durante el procedimiento el paciente no sentirá nada debido a que se realiza bajo anestesia general. Después de la intervención puede presentar dolor en la zona de incisión o incluso un leve dolor de garganta debido a la intubación orofaríngea durante la anestesia. Estas molestias son fácilmente controlables con analgésicos convencionales.

Riesgos del estudio

La mediastinoscopia presenta los riesgos derivados de la técnica anestésica y los inherentes al procedimiento en sí mismo. El anestesista deberá valorar individualmente el riesgo anestésico. Este riesgo suele ser superior en pacientes con historia previa de reacciones alérgicas y de otras enfermedades médicas. Los riesgos propios de la mediastinoscopia son poco frecuentes aunque cabe destacar: disfonía debido a una lesión en el nervio recurrente laríngeo, neumotórax, lesión de las estructuras exploradas como son esófago y/o tráquea, hemorragia por ruptura de algún vaso o infección del mediastino.

Contraindicaciones del estudio

Debe evitarse la intervención en pacientes a los que se les contraindique el uso de anestesia general por alergia a los anestésicos habitualmente empleados.

Existen algunas particularidades anatómicas del paciente que también pueden contraindicar la práctica de la mediastinoscopia y debe ser el facultativo el que valore el riesgo de la intervención. Entre las situaciones que contraindican la intervención encontramos aquellas que distorsionan la anatomía del mediastino como por ejemplo un aneurisma de la aorta torácica, una obstrucción de la vena cava superior o una desviación acusada de la tráquea. Estas anomalías pueden favorecer la lesión de alguna estructura en el momento de realizar la biopsia.

Razones por las que se realiza el estudio

El facultativo responsable de la asistencia podrá solicitar la realización de una mediastinoscopia con las siguientes indicaciones:

  • Diagnóstico de procesos inflamatorios, infecciosos o tumorales como por ejemplo tuberculosis, sarcoidosis, linfomas o tumores mediastínicos.
  • Establecer el estadio del cáncer de pulmón mediante el estudio de los ganglios linfáticos.
  • Terapéutica para extraer algunas lesiones mediastínicas.

Subir

Dr. Germán Delgado
Especialista en Medicina de Familia
Médico consultor de Advance Médical