Hombre

Enfermedades del hombre

imprimir

Pediculosis

¿Qué es?

El vello púbico, al igual que el cuero cabelludo, puede verse afectado por una serie de infecciones, ya sean de origen bacteriano, fúngico o parasitario. Cuando en el vello del pubis se produce una infestación por parte de un parásito llamado Pthirus pubis, comúnmente conocido como ladilla, se habla de pediculosis genital.

Salud Hombre. Enfermedades del hombre. Parasitosis genital. Pediculosis
¿Cómo se produce?

El Pthirus pubis es una insecto parásito del ser humano que, a diferencia del piojo (Pediculus humanus), no afecta al cuero cabelludo sino al vello púbico. Sin embargo, pueden verse también con menor frecuencia en otras zonas, como periné, tronco, axilas o muslos. Es un insecto de 1-3 mm de longitud, aplanado, que vive entre los pliegues de la piel y la ropa y que se alimenta de la sangre y las células cutáneas muertas.

Las hembras ponen una media de 10-15 huevos cada cinco días, que suelen tardar unos 8-10 días en eclosionar y dar lugar a las liendres. La mayoría de las veces se contagia por contacto directo con otra persona infectada durante las relaciones sexuales. En ocasiones puede darse por contacto con ropa interior de una persona que tenga ladillas.

Síntomas

El principal síntoma que produce la parasitosis púbica es el prurito, un picor intenso de predominio nocturno. En ocasiones el prurito es tan intenso que hacen que el paciente se rasque con tanta fuerza que se produzca escoriaciones en el escroto, con el consiguiente riesgo de infección en las heridas y pioderma.

En ocasiones, si la infestación no es numerosa, puede que el paciente no presente ningún síntoma o solamente una leve comezón puntual, con lo cual no sea consciente de la enfermedad y, por lo tanto, puede seguir contagiando a otras personas.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas de picor que explica el paciente y en la visualización directa de los parásitos y las liendres.


Boletín Canal Salud

Tratamiento

El tratamiento de las ladillas será tópico, mediante cremas, lociones o champús que contengan piretroides como la permetrina o bien hexacloruro gamma benceno, que se deben aplicar y dejar actuar durante unas 8 horas. Debe aplicarse la zona afectada, así como en las zonas vellosas adyacentes (abdomen, muslos, periné).

Si una semana después de realizar el tratamiento aún se detectan liendres o ladillas, conviene repetir nuevamente el tratamiento.

Las parejas sexuales habituales del paciente deben ser examinadas y tratadas en caso de que haya habido contagio.

Es conveniente lavar en seco o con agua muy caliente toda la ropa de cama, toallas, pijamas y ropa interior del paciente.

Medidas preventivas

La mejor medida preventiva para evitar el contagio de las ladillas es asegurarse que la pareja sexual no esté infectada. El preservativo no protege contra este tipo de infecciones.

Subir

Dr. David Cañadas Bustos
Especialista en Medicina General
Médico consultor de Advance Medical