Bienestar

Hábitos de vida saludable

imprimir

Pirámide de la alimentación saludable

La dieta consumida en España, la denominada dieta mediterránea, se aproxima a lo que podría considerarse ideal para la protección cardiovascular y el tratamiento de la obesidad. La pirámide de la alimentación saludable permite ubicar los grupos de alimentos en nuestra alimentación habitual de la siguiente manera:

Bienestar. Hábitos de vida saludable. Hábitos de vida saludable I. Pirámide de la alimentación saludable

Nivel uno:

Aquí se encuentran los alimentos que deberían ser la base de nuestra alimentación diaria. Son los cereales y derivados integrales o refinados: pan, cereales del desayuno, patatas, pasta, arroz.

Este grupo tiene una función eminentemente energética. Se recomiendan de 4-6 raciones diarias.

Nivel dos:

En este nivel ubicaríamos las frutas, verduras y hortalizas: este grupo aporta vitaminas, minerales y fibra. ¡Tienen un papel regulador de nuestro organismo esencial.

frutas> 3 raciones al día

verduras y hortalizas > 2 raciones al día

verdura + fruta > 5 al día

 

Nivel tres:

En este nivel estarían ubicados los productos lácteos (leche, yogur y queso) y los aceites.

Los lácteos: aportan sobre todo proteínas y calcio. Al ser alimentos de origen animal, su contenido en grasa saturada y colesterol suele ser elevado. Para evitar consumir este tipo de grasas, podemos elegirlos desnatados o semidesnatados. Se recomiendan 2-4 raciones al día.

Nivel cuatro:

Carnes magras, pescados, huevos, legumbres. En cantidades adecuadas son muy buena fuente de proteínas, pero ¡es importante controlar el aporte de grasa!.

A partir de los niveles (nivel 5, 6, 7), el consumo de los alimentos incluidos en éstos ya no debería ser diario, sino, ocasional.

Nivel cinco:

Carnes grasas y embutidos. La mayor parte de su composición es grasa saturada, colesterol, fósforo y sodio (sal). Se recomienda limitar su consumo, eligiendo aquellos que menos grasa contengan.

Nivel seis y siete:

Grasas (margarina, mantequilla) y bollería. Es recomendable limitar el consumo de grasas de origen animal. Recuerda que el aceite de oliva es el más saludable tanto para condimentar como para elaborar los alimentos.

Azúcares, dulces y bebidas azucaradas: aportan una elevada cantidad de kilocalorías con poco poder nutritivo.

Los alimentos y las enfermedades cardiovasculares

Subir

Servicio de Prevención Mancomunado de MAPFRE