Bienestar

Hábitos de vida saludable

imprimir

Pirámide de la alimentación saludable

Seguir una dieta mediterránea nos salvaría de padecer muchas enfermedades del corazón, junto con otras causadas por la obesidad. Nuestra dieta de toda la vida se asemeja en gran parte a la pirámide de la alimentación saludable. 

Hubo una época en la que las comidas rápidas de otros países irrumpieron enormemente en nuestra forma de alimentarnos, pero en los últimos años se ha producido una regresión a la dieta mediterránea de siempre. Hoy vamos a detallar cómo es la pirámide de la alimentación saludable idónea para llevar una dieta equilibrada.
 

Bienestar. Hábitos de vida saludable. Hábitos de vida saludable I. Pirámide de la alimentación saludable

Aquí se engloban todos los alimentos que deberíamos comer a diario, es decir, son la base de nuestra alimentación. Encontramos los cereales y otros derivados integrales o refinados, como el pan, los cereales del desayuno, las patatas, la pasta o el arroz.

La función de este grupo es fundamentalmente energética.

Recomendación: 4 - 6 raciones al día.

En este nivel tenemos las frutas, las verduras y las hortalizas, con sus consiguientes vitaminas, minerales y fibra.

Su función es regular nuestro organismo.

Recomendación:

  • Frutas: 3 raciones al día.
  • Verduras y hortalizas: 2 raciones al día.
  • Verduras + fruta: 5 raciones al día.
alimentos recomendados

Los lácteos (leche, yogur y queso) y los aceites se incorporan en este nivel.

Su función es aportar proteínas y calcio, pero por ejemplo en el caso de los lácteos, al ser productos de origen animal, contienen muchas grasas saturadas y colesterol. Es preferible optar por los mismos alimentos pero en sus versiones desnatadas o semidesnatadas.

Recomendación: 2 - 4 raciones al día.

Nivel 4

En este grupo tenemos las carnes magras, los pescados, los huevos y las legumbres. Al consumir este tipo de alimentos es aconsejable vigilar el aporte de grasa. Si optamos por tomar las cantidades adecuadas, son una fuerte muy rica en proteínas.

Recomendación: consumo moderado.

Nivel 5

Las carnes grasas y embutidos son los protagonistas de este nivel. En estos alimentos encontramos una gran parte de grasa saturada, colesterol, fósforo y sal.

Recomendación: consumo moderado, optando por los que contienen menos grasa.

Nivel 6 y 7

En la cúspide de la pirámide de la alimentación saludable tenemos las grasas, azúcares, dulces y bebidas azucaradas.

Recomendación: limitar este consumo. 

Opta siempre por utilizar aceite de oliva para cocinar o aliñar y aléjate de la bollería industrial y otras grasas que sólo aportan kilos sin ningún poder nutritivo.

Si basamos nuestra dieta en los primeros niveles de la pirámide de la alimentación saludable nuestra calidad de vida mejorará considerablemente y además, notarás los efectos desde el primer momento. Para llevar un estilo de vida sano también es fundamental contar con un buen asistente nutricional como el que se incluye en el Seguro de Salud MAPFRE para solventar esos pequeños problemas que puedan surgir.

Subir

Servicio de Prevención Mancomunado de MAPFRE