Bienestar

Actividades de la vida diaria

imprimir

Posición al caminar

Posición al caminar y en bipedestación
  • No debemos permanecer de pie, en una posición estática, demasiado tiempo. Cambiaremos de postura tan frecuentemente como podamos.

  • Si fuese necesario, permanecer de pie por un tiempo, una norma sencilla para descargar las presiones de la zona lumbar es la de flexionar ligeramente la cadera, apoyando el pie sobre un escalón, un objeto o un reposapiés, alternando un pie tras otro.

  • Se dan numerosos ejemplos en las labores diarias del hogar, como el lavar platos, planchar, hacer la comida, etc.

  • Al fregar, no doblaremos la espalda, procuraremos mantenerla siempre erguida y apoyaremos uno de los pies en un cajón. Si vamos a estar bastante tiempo alternaremos un pie y otro.

  • Al planchar, la tabla de planchar debe ser relativamente alta, llegando a la altura de la cintura o ligeramente por encima. Si no es así, plancharemos sentados. Mantendremos la columna recta y un pie adelantado puesto sobre un cajón.



  • Al barrer, la escoba o fregona, deben medir lo suficiente para no tener que inclinarse. Las moveremos lo más cerca posible de nuestros pies y lo haremos tan sólo por el movimiento de los brazos, sin seguirlos con la cintura, mientras nuestra espalda se mantendrá erguida, no encorvada.



  • Caminaremos en buena postura, con la espalda y la cabeza erguidas, el cuello ha de ser una continuación de la columna, debemos mantenerlo recto metiendo un poco la barbilla. Usaremos zapatos cómodos, de tacones bajos, entre 2 y 5 cm, sobre todo si tenemos que estar de pie por largo tiempo o caminar mucho.



Subir

Ana Álvarez Alcázar
Fisioterapeuta CENTRO MÉDICO MAPFRE Huesca (Policlínica Tarbes)