El niño

Prevención salud del niño

imprimir
  • Salud Niño. Prevención salud del niño. Vacunación

    Vacunación

    Las vacunas son sustancias que se introducen en el organismo en varios periodos de la vida del niño y que hacen que el cuerpo fabrique anticuerpos o defensas que evitan la enfermedad.

  • Salud Niño. Prevención salud del niño. Quemaduras solares

    Quemaduras solares

    La quemadura solar es una lesión aguda de la piel producida por la radiación solar. En nuestro medio son una de las lesiones agudas más frecuentes.

  • Deporte en la infancia

    La práctica de deporte tiene beneficios en todas las edades, incluidos los niños. Su práctica en solitario, en grupo o en familia ayuda a promocionar la salud.

  • Protección solar en la infancia

    Tomar el sol es muy agradable, pero hay que concienciarse de que se deben tomar precauciones para protegernos del peligro que conlleva la sobreexposición a los rayos solares.

  • niños deportes

    El ejercicio que más conviene a los niños

    La palabra sedentarismo se ha instalado en nuestra sociedad y va en aumento, lo cual no es un dato alentador y menos si afecta a los más pequeños. Parece ser que en la actualidad, según algunos estudios, los niños gastan con la actividad 600 kcal/diarias menos que hace 50 años.

  • niña haciendo yoga

    Beneficio del yoga para los niños.

    Cada vez está más de moda el yoga en familia, para bebés, para niños… Los beneficios del yoga están probados y son una disciplina muy recomendada para todas las edades.

  • Problemas visuales niños

    Problemas visuales en el niño. ¿Cómo detectarlos?

    Es de vital importancia la detección precoz de los defectos de la visión ya que de este modo se puede permitir su corrección parcial o total y prevenir en los casos más graves, la ceguera permanente. Un defecto de visión no detectado puede ser la causa principal de un retraso en el aprendizaje o de una conducta poco adecuada en clase.

  • Cúando ir al pediatra

    Cuándo acudir al pediatra

    Para los padres primerizos, cualquier cambio en el comportamiento o en los hábitos del niño puede valorarse como un problema, y ser causa de alarma y de inmediata consulta al pediatra. El llanto, la fiebre, la tos o el estreñimiento son los temas que más asustan. Con el tiempo y la experiencia los padres van discriminando lo grave de lo normal o que puede esperar.