Mujer

Menopausia

imprimir

Prevención de enfermedades

Salud Mujer. Menopausia. Información básica. Prevención de enfermedades

La osteoporosis se produce en un 30% de las mujeres mayores de 60 años. Generalmente se desarrolla de forma asintomática y no se detecta hasta la aparición de una fractura. Hay varios factores de riesgo para la aparición de osteoporosis:

  • peso: las mujeres delgadas tienen más riesgo.

  • etnia: las mujeres caucásicas y orientales tienen una incidencia mayor de osteoporosis.

  • medicaciones: la toma de algunas medicaciones como los corticoides aumentan su incidencia.

  • ciertas enfermedades como la anorexia nerviosa, la insuficiencia renal crónica, insuficiencia hepática, diabetes mellitus, mieloma múltiple.

  • antecedentes familiares: el factor genético es de los más influyentes.

  • edad: cuanto más mayores mayor riesgo de osteoporosis.

  • hábitos: tabaco, alcohol, vida sedentaria, ingesta de té y café y dietas pobres en calcio son factores de riesgo.

  • menopausia precoz; si la menopausia se produce antes de los 40 años el riesgo de osteoporosis aumenta.

  • nuliparidad: las mujeres que no han tenido hijos tienen más incidencia de osteoporosis.

Para prevenir la osteoporosis debe tomarse una dieta rica en calcio y vitamina D. La ingesta de café y alcohol debe limitarse ya que producen una disminución en la absorción de calcio de la dieta. El tabaco y las drogas son acelerantes de la menopausia por alteración neuroendocrina y por la acción vascular sobre el ovario. Tomar el sol durante al menos 15 minutos al día con las protecciones solares adecuadas favorece la formación de vitamina D necesaria para la prevención de la osteoporosis. El ejercicio físico moderado, como puede ser caminar a buen ritmo durante 30 minutos 3-4 veces a la semana, es también preventivo para la pérdida de masa ósea.

Salud Mujer. Menopausia. Información básica. Prevención de enfermedades

La densitometría ósea es una prueba sencilla que indica la cantidad de masa ósea que tienen los huesos. Si ya ha aparecido la osteoporosis además de recomendar un estilo de vida saludable puede ser que se indique la toma de fármacos que inhiben la destrucción de hueso, como son los bifosfonatos o la calcitonina. En menor medida se utilizan fármacos que aumentan la formación ósea.

Para disminuir las enfermedades cardiovasculares debe hacerse una dieta pobre en grasas, una eliminación del tabaco, hacer ejercicio de forma moderada y hacerse chequeos regularmente.

La terapia hormonal sustitutiva (THS) es el tratamiento hormonal con estrógenos solos o bien acompañados de progesterona imitando la producción de hormonas por parte del ovario. Este tratamiento tiene como objetivo la disminución de la osteoporosis, la disminución del riesgo cardiovascular y de los síntomas climatéricos. Este tratamiento ha estado muy discutido después de algunos estudios americanos pero mantienen ciertas indicaciones claras, como son la menopausia precoz, la osteoporosis y los síntomas climatéricos importantes. Este tratamiento no influye en el aumento de peso propio de la menopausia y no aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama si no se sobrepasa el tiempo de tratamiento aconsejado de 5 años. Existen también contraindicaciones al tratamiento como son: cáncer mamario previo o cáncer hormonodependiente, sangrado vaginal sin causa diagnosticada, enfermedad hepática severa, antecedentes de enfermedad tromboembólica, embarazo. Las contraindicaciones relativas son el síndrome varicoso importante, la diabetes, enfermedades hepáticas moderadas, obesidad, fumadoras de más de 20 cigarrillos/día, hipertensión arterial severa y antecedentes de cáncer de endometrio. La THS se dará en la mínima dosis necesaria y durante el tiempo más corto posible. La THS tiene un efecto positivo sobre la clínica vasomotora de la menopausia, en la prevención de la pérdida de la masa ósea, y sobre el riesgo cardiovascular.

De interés

Las alternativas al tratamiento hormonal son los tratamientos no hormonales como los fitoestrógenos, la cimicífuga racemosa, el aceite de onagra… Los fitoestrógenos o isoflavonas de soja, son derivados de las plantas y actúan como estrógenos débiles a nivel del esqueleto, del sistema cardiovascular y del sistema nervioso central sin efectos en el tracto genital ni la mama. Son una alternativa al tratamiento hormonal cuando este está contraindicado.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical