Mujer

El parto

imprimir

Primeros síntomas

Salud Mujer. El parto. Información básica. Primeros síntomas

El inicio del parto suele ser progresivo y no tiene siempre unos síntomas claros, suele tener unas molestias vagas e imprecisas que es lo que se denominan los pródromos de parto o preparto y que son de una duración muy variable, desde unas horas a unos días. El síntoma más frecuente suele ser la aparición de contracciones uterinas progresivamente de más intensidad y regularidad. El útero se endurece durante 1 minuto aproximadamente y puede ir acompañado de dolor abdominal o lumbar, dando paso a una posterior relajación del útero libre de dolor. Estas contracciones son irregulares al principio y poco dolorosas, haciéndose progresivamente más rítmicas y dolorosas. A diferencia de las contracciones de Braxton-Hicks, las de parto no varían en intensidad o frecuencia a pesar de tumbarse o sentarse. Se recomienda una visita a urgencias cuando estas contracciones aparezcan cada 5 minutos aproximadamente.

Estas contracciones hacen que el cuello uterino vaya madurando. Esta maduración consiste en diversos cambios que se van produciendo en el cuello:

  • Cambios en la consistencia del mismo, el cuello se hace más blando

  • Cambios en su longitud, se acorta o borra

  • Cambios en su posición, se centra de forma que ya no está tan posterior en la pelvis

  • Cambios en su dilatación ya que puede empezar a abrirse.


Las contracciones producen también encajamiento de la cabeza fetal, es decir, el descenso de la cabeza fetal dentro de la pelvis de la mujer, de tal forma que la matriz desciende dentro del abdomen de la madre. Esto alivia la presión en el estómago y en los pulmones por lo que mejoran las digestiones y la respiración, pero puede aumentar la frecuencia de las micciones.

Puede aparecer un flujo mucoso manchado de sangre, espeso, llamado tapón mucoso. No siempre indica que el parto es inminente y en algunos casos puede todavía retrasarse unos días.


Boletín de noticias Canal Salud

En un 10% de casos puede producirse una rotura prematura de membranas, es decir que se rompa la bolsa de las aguas antes del inicio del parto. No siempre es fácil identificar cuando se ha producido esta rotura y en caso de duda es recomendable colocarse una compresa higiénica y valorar si se empapa al cabo de un rato con un líquido claro como agua del grifo. Frecuentemente se inicia el proceso de parto (las contracciones) al cabo de unas horas de romper aguas de forma prematura, pero si no es el caso se procede a una inducción del parto. En el caso en que las aguas sean claras, como agua del grifo, no hace falta acudir de inmediato al hospital, puede darse una ducha, recoger sus cosas y acudir al centro donde vaya a dar a luz. Si las aguas fueran de un color teñido de verde debería trasladarse con más urgencia al centro hospitalario.


Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical