Pruebas Diagnósticas

Pruebas diagnósticas por imágenes

imprimir

Radiografía de tórax

Nombres alternativos

Estudio radiológico simple de tórax. Rayos X de tórax.

Definición

La radiografía simple de tórax consiste en la obtención de una imagen radiológica del tórax. Esta imagen surge de la interposición de la zona anatómica a estudio entre una fuente emisora de radicación ionizante (rayos X) y una placa fotográfica o registro fotográfico digital.

El tórax es la zona anatómica delimitada por el cuello y el abdomen. La radiografía de tórax comprende el estudio de la caja torácica (costillas) así como órganos contenidos en su interior: pulmón, corazón, diafragma y grandes vasos.

Cómo se realiza el estudio radiológico

El estudio radiológico se realiza en la sala de radiología del centro médico u hospital por parte de un técnico en radiología. El paciente deberá desnudar la zona anatómica a estudio y se le facilitará una bata para cubrirse; al mismo tiempo deberá retirase sus objetos personales, especialmente joyas y objetos metálicos que pueden interferir las imágenes radiológicas.

El paciente permanecerá de pie durante el estudio. El técnico en radiología le indicará en cada momento la posición que debe adoptar en cada momento durante el estudio. El número de radiografías a realizar dependerá de la causa por lo cual se realiza el estudio, en líneas generales se solicitará una radiografía frontal y otra de perfil. En la mayoría de las ocasiones al paciente se le pedirá realizar una inspiración profunda cuando la radiografía esté destinada al estudio del pulmón y/o del diafragma..

El estudio suele durar entre 5 y 10 minutos.

Preparación para el estudio.

El estudio no requiere de preparación previa por parte del paciente.

El paciente deberá desnudar la zona anatómica a estudio y retirar sus objetos personales, especialmente joyas y objetos metálicos.

Qué se siente durante y después del estudio

El estudio es indoloro para el paciente.

Las salas de radiología deben mantenerse a una determinada temperatura, en general por debajo de la temperatura de otras salas.

Riesgos del estudio.

El estudio, en general, no implica un riesgo importante para la salud.

El tipo de radiación así como la dosis utilizada sigue controles estrictos de seguridad y en general el beneficio obtenido supera a los riesgos mínimos de la propia radiación.

El embrión, el feto, y los niños son más susceptibles a la radiación por lo que en estos casos deberán evitarse la realización de estudios innecesarios. La mujer embarazada o que sospeche que puede estarlo (incluidas aquellas portadoras de un DIU) deben evitar el estudio en la medida de lo posible y deben indicar al técnico en radiología que está embarazada antes de realizarse una radiografía.

Contraindicaciones para el estudio

Se debe consultar con el médico antes de realizar la radiografía en el caso de:

  • Embarazo y lactancia

  • Toma de medicación

Para qué se realiza el estudio

El estudio radiológico simple de tórax es una prueba rápida, sencilla y segura, muy utilizado en el campo de la Medicina ya que aporta información muy valiosa para el médico.

Permite el diagnóstico y seguimiento de múltiples patologías como fracturas costales, hernia de hiato, parálisis del diafragma, entre otros; al mismo tiempo sirve como prueba de screening o de sospecha diagnóstica de múltiples procesos locales o sistémicos como enfermedades reumatológicas, procesos infecciosos, inflamatorios y/o tumorales que deberán ser confirmados posteriormente con estudios específicos.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical