Pruebas Diagnósticas

Pruebas otorrinolaringólogas

imprimir

Rinoscopia

Nombres alternativos

Nasoscopia.

Definición.

La rinoscopia consiste en la visualización del interior de las fosas nasales con la ayuda de un rinoscopio o de un espéculo, un espejo frontal y una fuente de luz. El rinoscopio es un instrumento de diagnóstico muy utilizado en el campo de la Otorrinolaringología que permite separar el ala nasal (narina) del tabique nasal aumentando así el campo de visión en el interior de la fosa nasal.

En función de la técnica utilizada, la rinoscopia se puede clasificar en:

Rinoscopia anterior: consiste en la visualización de los elementos que forman la porción anterior de la fosa nasal (mucosa, vestíbulo nasal, cornete inferior y en ocasiones medio, techo de las fosas nasales y coanas). Para su realización se utiliza un rinoscopio y una fuente de luz externa.

Rinoscopia posterior: consiste en la visualización de los elementos que forman la porción posterior de las fosas nasales (cornete superior, cornete medio, cola del cornete inferior y vómer). Para su realización se utiliza espéculo, un espejo frontal y una fuente de luz externa.

Cómo se realiza el estudio

La rinoscopia es realizada por el especialista en Otorrinolaringología en su propia consulta.

En la rinoscopia anterior el paciente permanece sentado sobre un sillón, con la cabeza recta, la boca cerrada y respirando de forma tranquila por la nariz. El médico enciende una lámpara situada frontalmente a él y se coloca un espejo sobre su frente en el que proyectará la luz procedente de la lámpara y la dirigirá hacia la nariz del paciente para poder realizar la visualización; colocará el rinoscopio en el interior de una de las fosas nasales abriéndolo poco a poco para separar el ala nasal del resto de los elementos nasales y proceder así a la inspección visual del interior de la fosa nasal. Repetirá el proceso con la fosa nasal contralateral.

En la rinoscopia posterior el paciente permanece sentado sobre un sillón, con la cabeza recta y ligeramente hacia delante, la boca abierta, la lengua relajada en su interior y respirando de forma tranquila por la nariz y la boca. El médico enciende una lámpara situada frontalmente a él y se coloca un espejo sobre su frente en el que proyectará la luz procedente de la lámpara y la dirigirá hacia la boca del paciente para poder realizar la visualización; colocará un espéculo en su orofaringe y procederá a la inspección visual de la porción posterior de ambas fosas nasales.

El estudio suele durar entre 5-10 minutos.

Preparación para el estudio

La rinoscopia no requiere de preparación previa por parte del paciente aunque puede ser recomendable una limpieza previa de ambas fosas nasales mediante el empleo de soluciones salinas de aplicación nasal.

La rinoscopia anterior puede requerir el uso de un vasoconstrictor.

La rinoscopia posterior puede requerir el uso de un anestésico tópico durante la exploración si el paciente presenta náuseas.

Qué se siente antes y después del estudio

La rinoscopia es indolora para el paciente.

Riesgos del estudio

Durante el estudio puede aparecer:

Alergia al fármaco (anestésico y/o vasoconstrictor) utilizado durante la exploración.

Irritación orofaríngea leve

Contraindicaciones del estudio

La rinoscopia no tiene contraindicaciones para su realización.

Para qué se realiza el estudio

El estudio con rinoscopia es una técnica muy sencilla y segura, comúnmente utilizada en el campo de la Otorrinolaringología ya que ofrece información muy útil para el médico pues permite identificar posibles causas de síntomas como ronquido, sangrado nasal, dificultad para el paso del aire e infecciones nasales, orofaríngeas u otológicas de repetición; entre otros muchos.

Permite detectar y/o diagnosticar procesos de tipo inflamatorio, infeccioso y/o tumoral que afecten al interior de la fosa nasal como la rinitis, la hipertrofia de cornetes, la hipertrofia de adenoides, o la presencia de pólipos, entre otros muchos procesos.

Permite identificar y extraer cuerpos extraños localizados en fosa nasal.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical