Enfermedades

Cardiovascular

imprimir

Taquicardia ventricular

¿Qué es?

Una arritmia cardiaca es una alteración del ritmo cardiaco normal que se conoce como ritmo sinusal. La taquicardia ventricular (TV) es un tipo de arritmia cardiaca rápida (más de 100 latidos por minuto) que se origina en el ventrículo y que puede dar lugar a síntomas graves, incluida la muerte súbita.

¿Cómo se produce?

En condiciones normales el corazón se contrae de forma rítmica y sincrónica. Esta contracción es el resultado de un impulso eléctrico que se genera en la aurícula, llega al ventrículo y se traduce en un latido cardiaco. En una arritmia se produce una alteración de este mecanismo que conduce a que el corazón no se contraiga de manera regular generando un trastorno del ritmo.

En la taquicardia ventricular el ritmo cardiaco pasa a ser asumido por el ventrículo, ocasionando que la nueva señal eléctrica no se desplace por el músculo cardíaco por la vía normal. Se aceleran los latidos del corazón y el paciente siente palpitaciones. Este ritmo irregular produce que los ventrículos no se puedan llenar adecuadamente y por tanto, el bombeo de sangre es insuficiente.

La TV puede aparecer asociada a enfermedades del corazón (la más frecuente es la enfermedad coronaria) o en el corazón normal, es decir, sin que haya una causa estructural.

Síntomas

La taquicardia ventricular puede ser asintomática o puede manifestarse de forma grave.

La sintomatología incluye: palpitaciones, disnea (sensación de falta de aire), dolor torácico y síncope.

El paciente puede estar inconsciente y con sus constantes vitales alteradas (hipotensión, frecuencia cardiaca elevada, falta de oxígeno).

Diagnóstico

La prueba diagnóstica fundamental es el electrocardiograma cuyo registro permite establecer el ritmo cardiaco ventricular.

Otros datos de utilidad en el diagnóstico son la historia clínica y la exploración física que pone de manifiesto los síntomas descritos junto con la alteración de las constantes vitales (como frecuencia cardiaca elevada).

El Holter (registro electrocardiográfico durante 24 horas), el estudio electrofisiológico, el ecocardiograma y la resonancia magnética son otras pruebas adicionales que se pueden utilizar para completar el estudio del corazón y la causa de la arritmia.

El cateterismo cardiaco es una prueba que permite visualizar la anatomía de las arterias del corazón mediante la introducción de un catéter hasta el corazón y a través de él la inyección de un medio de contraste. Una de las causas más frecuentes de esta arritmia es la enfermedad de las arterias coronarias.

Tratamiento

El tratamiento depende de los síntomas. La TV puede presentarse como una emergencia médica (TV aguda) en la cual el paciente requiere una actuación urgente mediante:

  • Cardioversión: es un tratamiento que se utiliza para restaurar el ritmo sinusal (ritmo normal) tras la aplicación de una descarga eléctrica sobre el tórax o mediante fármacos. Se utiliza en situaciones de emergencia cuando el paciente tiene síntomas graves debido a la arritmia.

  • Medidas de soporte vital que incluyen una serie de maniobras y actuaciones médicas para mantener las constantes vitales del paciente.

Los fármacos antiarrítmicos se utilizan para restaurar y mantener el ritmo cardiaco normal. Se indican especialmente en pacientes susceptibles de presentar TV recurrentes.

En pacientes estables además de los fármacos antiarrítmicos se pueden indicar otros tratamientos como:

  • Ablación con radiofrecuencia: especialmente en pacientes con TV sintomáticas y recurrentes. Es un procedimiento en el que se utiliza un catéter y un dispositivo que permite obtener un mapa de las vías de conducción eléctrica del corazón. Utilizando ondas electromagnéticas de alta frecuencia, se pueden destruir las vías de conducción responsables de la arritmia

  • DAIS (desfibrilador automático implantable). Se indican en pacientes con riesgo de muerte súbita debido a antecedentes de TV. Son dispositivos implantables que básicamente permiten mantener una frecuencia cardiaca adecuada cuando detectan un ritmo anómalo.

Prevención

Llevar una vida sana, evitando el alcohol, tabaco, drogas y estrés contribuye a prevenir las enfermedades del corazón. Es muy importante de cara al pronóstico y la supervivencia del paciente instaurar el tratamiento lo antes posible. En pacientes con riesgo de este tipo de arritmia se puede colocar un dispositivo en el pecho denominado desfibrilador cardioversor implantable que controla el ritmo cardiaco y permite que se restablezca si detecta un episodio de TV.

Subir

Dra. Eva Ormaechea Alegre
Especialista en Medicina Intensiva
Medico consultor de Advance Medical