Bebé ( 0 - 1 año)

Nutrición

imprimir

Técnicas de lactancia

Todos los principios son difíciles y lo más importante es mantener la calma y tener paciencia.

Durante la toma es muy recomendable que la madre acaricie la carita del bebé y le hable dulcemente, para crear un ambiente tranquilo y aprovechar este momento para dar al recién nacido una buena dosis de afecto.

Al principio lo más cómodo es dar el pecho estirada o sentada con la espalda bien recta, en una silla con la espalda bien sujeta por el respaldo y un cojín de lactancia en su regazo donde poder apoyar el brazo en el que sujeta al niño. Con las semanas y la experiencia cada madre encontrará la posición que mejor le resulte.

Independientemente de la postura que se adopte (sentada, echada...) madre e hijo deberían estar cómodos y muy juntos, preferiblemente con todo el cuerpo del niño en contacto con el de la madre ("barriga con barriga").

El agarre se facilita colocando al bebé girado hacia la madre, con su cabeza y cuerpo en línea recta, sin tener el cuello torcido, con la cara mirando hacia el pecho y la nariz frente al pezón.

Intentar que el pezón se ponga en contacto con el labio superior del niño y, él mismo, hará la maniobra necesaria para agarrarse. El bebé ha de introducir en la boca el pezón y aproximadamente 1/3 de la areola.

Dar de mamar no tiene que ser doloroso si la posición del bebé es la correcta. Si durante la succión nota molestias y dolor en el pezón consulte con su pediatra o comadrona para que le aconsejen la mejor manera de colocar al bebé.

Uso del chupete y biberones

El bebé no succiona de manera igual la tetina (del biberón o chupete) que el pezón de la madre, son técnicas diferentes. Del biberón suele ser menos costoso obtener leche, cae prácticamente sola.

Hasta que no se establezca una lactancia materna bien consolidada, no se deben ofrecer biberones ni tetinas al recién nacido para no generarle confusión.

Evaluación de la lactancia materna

Es fácil saber si el lactante recibe la cantidad de leche materna suficiente para su completo desarrollo; en muchas ocasiones este es un tema de preocupación para los padres. Se han de tener en cuenta varios aspectos:

  • La ganancia de peso del lactante es adecuada: de 25 a 30 gramos al día en los primeros tres meses de vida y unos 20 gramos al día de los tres a los seis meses

  • El bebé queda tranquilo y duerme plácidamente tras las tomas.

  • Moja de 6 ó 8 pañales al día con orina

  • El bebé mantiene una actividad adecuada a su edad y está contento.

Subir

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical