Pruebas Diagnósticas

Pruebas oftalmológicas

imprimir

Tonometría

Nombres alternativos

Medida de la presión intraocular. PIO.

Definición

La tonometría consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante el uso de un tonómetro. La presión intraocular es la presión ejercida por los líquidos contenidos en el interior del globo ocular (humor vítreo y humor acuoso) sobre las estructuras firmes del mismo.

En función del tipo de tonómetro utilizado, la tonometría se clasifica en:

Tonometría de contacto, que a su vez se clasifica en:

Tonometría por aplanamiento o Goldmann: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante el empleo de un tonómetro colocado en una lámpara de hendidura. Es le método más comúnmente utilizado.

Tonometría de rebote: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante la emisión de una sonda metálica microscópica dirigida contra la cornea; la medida de la velocidad a la cual la sonda se detiene al chocar contra la superficie corneal nos dará el valor de la presión intraocular.

Tonometría de no contacto o tonometría pneumática: consiste en dirigir una pequeña corriente de aire hacia la córnea con el fin de conseguir aplanarla, la medida de la presión de aire necesaria para aplanar la superficie de la córnea nos dará el valor de la presión intraocular.

Otras: tonometría de fosfenos, tonometría palpebral, tonopen XL.(menos utilizadas)

Cómo se realiza el examen

En la tonometría de aplanamiento el oftalmólogo instila una gota anestésica en cada ojo y utiliza colorante de fluoresceina durante el estudio; el paciente permanece sentado sin moverse en una habitación semioscura apoyado sobre la lámpara de hendidura, deberá evitar pestañear y seguir las instrucciones mientras el médico realice la medición.

En la tonometría de rebote y de no contacto el paciente permanece sentado sin moverse en una habitación semioscura mientras el oftalmólogo acerca el tonómetro y procede a al medición; deberá evitar pestañear y seguir las instrucciones mientras el médico realice la medición. No requiere del empleo de anestésico ni de colorante de fluoresceína.

El uso de una u otra técnica dependerá de la experiencia del oftalmólogo y del material que tenga a su disposición.

Preparación para el examen

No requiere de preparación previa por parte del paciente

El paciente debe informar a su oftalmólogo si padece algún tipo de enfermedad sistémica u ocular, especialmente conjuntivitis o úlcera corneal y/o glaucoma, si toma algún tipo de medicación y de qué medicación se trata y si padece algún tipo de alergia farmacológica.

Si el paciente es portador de lentillas, el oftalmólogo le pedirá su extracción antes de realizar la prueba.

El examen suele durar 5 minutos.

Qué se siente durante y después del estudio

La tonometría de aplanamiento es indolora debido a que el oftalmólogo instila unas gotas de colirio anestésico en cada ojo previo a la realización de la prueba. Dado que es necesario el empleo de un colirio de fluoresceína durante el estudio, la conjuntiva de ambos ojos quedará teñida de coloración amarillo-anaranjado durante unas horas.

La tonometría de rebote y de no contacto son indoloras y no requieren del uso de anestésico ni de fluoresceína.

Riesgos del estudio

Alergia a los fármacos utilizados durante la exploración (en la tonometría de aplanamiento)

Irritación o lagrimeo inmediatamente tras la administración del colirio anestésico o la fluoresceína (en la tonometría de aplanamiento)

Contraindicaciones del estudio

Este estudio no presenta contraindicaciones

Para qué se realiza el estudio

El estudio de la presión intraocular es una técnica sencilla y segura que permite detectar un aumento de las cifras de la tensión dentro del globo ocular así como realizar un seguimiento de las mismas.

Una elevación mantenida o muy brusca de las cifras de tensión intraocular pueden dar lugar a daños irreversibles del nervio óptico que pueden traducirse en una pérdida parcial o completa de la visión.

La tonometría es una prueba utilizada como ayuda al diagnóstico y al seguimiento del glaucoma.

Las cifras de tensión intraocular y las cifras de tensión arterial son independientes aunque algunos pacientes hipertensos pueden presentar también cifras altas de tensión intraocular.

Subir

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical