Salud dental

Tu dentista te ayuda

imprimir

Tratamiento de la maloclusión

Una maloclusión puede dar lugar a una alteración del normal funcionamiento y relación entre arcadas y también, y no menos importante, a una alteración estética de consecuencias fatales.

La indicación de un plan de tratamiento exige una correcta valoración de las arcadas dentarias y de los dientes. En muchas ocasiones no sólo se pretende un movimiento dental sino que debe recurrirse a la cirugía (cirugía ortognática) para la corrección de la maloclusión. Conviene no perder nunca de vista que, el resultado final debe mostrar una alineación dental correcta pero también estéticamente bonita.

Las alteraciones en el desarrollo normal de los dientes (por ejemplo agenesias, dientes supernumerarios, defectos del esmalte, alteraciones en la forma, alteraciones en la posición…) se detectan, a menudo, en revisiones dentales rutinarias. De ahí la gran importancia de las revisiones dentales periódicas desde la infancia.

Desde el punto de vista ortodóntico resultan especialmente interesantes todas las anomalías dentales, ya sean de número, de forma o de posición. No resulta extraño observar la presencia de dos o más de estas anomalías de manera simultánea y afectando uno o más dientes.

Para la corrección de las maloclusiones contamos con diferentes tipos de aparatología. Llamaremos aparato removible a aquel que puede ser extraído fácilmente de la boca por el propio paciente y puede ser utilizada de forma intermitente. Suele utilizarse para la corrección obtener movimientos dentales simples. Dentro de este gran grupo de aparatos mencionaremos las placas activas, las placas pasivas y los aparatos funcionales. No olvidemos que este tipo de aparato necesita la total colaboración del paciente para ser efectivo.

El otro gran grupo lo constituye la aparatología fija multibrackets complementada, en ocasiones con arcos completos y elásticos intermaxilares. Este tipo de aparatos suelen reservarse para la corrección de maloclusiones para la dentición mixta y permanente.

No olvidemos que tras la corrección ortodóntica puede ser necesaria la aparatología llamada mantenedora de espacio destinada a evitar la recidiva de algunas malposiciones dentales.

La opción terapéutica quirúrgica o cirugía ortognática se reserva para complicados casos de discrepancia ósea entre ambas arcadas.

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical