Salud dental

Tu dentista te ayuda

imprimir

Tratamiento de traumatismos

El tratamiento del trauma dentario en la dentición temporal es diferente del tratamiento indicado en la dentición permanente. Se debe sopesar la proximidad de la raíz del diente temporal lesionado y el germen dentario permanente. Debemos evitar con nuestro tratamiento todo daño que pueda afectar a los dientes permanentes.

Para la selección del tratamiento en el paciente pediátrico valoraremos entre otros factores la madurez del paciente y el tiempo que falta para el recambio del diente dañado.

Todo paciente que ha padecido un traumatismo dental sea adulto, niño o adolescente, deberá someterse a una exploración clínica y radiografías bucales para el diagnostico y evaluación del daño sufrido.

Fractura coronaria no complicada

La fractura involucra esmalte o esmalte y dentina; la pulpa no está expuesta.

El tratamiento en dentición temporal como en la dentición permanente consistirá en suavizar los ángulos cortantes de los bordes de la fractura del esmalte y restaurar el diente con un empaste (composite).

Si el fragmento dentario está disponible, se puede utilizar para la rehabilitación utilizando los adhesivos y composite para material que utilizamos para los empastes.

Fractura coronaria complicada

La fractura involucra esmalte, dentina y la pulpa o nervio.

Dentición temporal

Cuando en la exposición de la pulpa, el tiempo transcurrido desde la lesión y la contaminación externa se consideran mínimas se puede realizar un tratamiento llamado recubrimiento pulpar que consiste en la aplicación de un material llamado hidróxido de calcio (material clásicamente utilizado) para sellar esta exposición. Posteriormente se hará una reconstrucción del diente con un empaste.

En niños con dientes temporales con raíces inmaduras y aún en desarrollo, es ventajoso preservar la vitalidad pulpar o del nervio para facilitar el desarrollo de la raíz. Las técnicas a tener en cuenta serán el recubrimiento del nervio sin eliminación del tejido vasculo-nervioso (pulpa) o pulpotomía parcial eliminación del tejido contenido en el interior de la cámara pulpar preservando el tejido vasculo-nervioso de conductos de las raíces.

Este tratamiento es también de elección en niños con raíces completamente formadas.

Estos tratamientos deben ser considerados siempre antes de la extracción o exodoncia.

Dentición permanente

En pacientes jóvenes que presentan raíces inmaduras, en proceso de formación, es conveniente preservar la vitalidad pulpar mediante recubrimiento pulpar o pulpotomía parcial. Tratamientos que acabamos de citar para los dientes temporales.

En pacientes adultos, el tratamiento del conducto radicular o endodontico (matar el nervio) puede ser el tratamiento de elección, aunque el recubrimiento pulpar o la pulpotomía parcial también son opciones válidas.

En fracturas coronarias extensas se debe tomar una decisión si es factible otro tratamiento que no sea la extracción.

Fractura corono-radicular

La fractura involucra esmalte, dentina y estructura radicular; la pulpa puede o no estar expuesta.

Dentición temporal

La exodoncia es el tratamiento recomendado. Se debe tener cuidado de evitar un trauma a los gérmenes de los dientes permanentes subyacentes.
Dentición permanente
Las recomendaciones de tratamiento son las mismas que para fracturas complicadas de corona recubrimiento pulpar y pulpotomia parcial en pacientes con dientes permanentes inmaduros o bien tratamiento endodóntico en adultos, y extracción dentaria como último recurso.
 

Fractura radicular

El fragmento coronario está móvil y puede estar desplazado.

Dentición temporal

La fractura se ubica por lo general en el tercio medio o apical de la raíz.
Si el fragmento coronario está desplazado, extraer sólo esta porción del diente.
El fragmento fin de la raíz o apical debe dejarse para que se reabsorba fisiológicamente.
 

Dentición permanente

Reposicionar, si está desplazado, el segmento coronario tan pronto como sea posible.
Estabilizar el diente con una férula flexible (unión del diente a los vecinos, con fibras de vidrio o alambre y composite) por 4 semanas.
Si la fractura radicular está cerca de la zona cervical o cuello del diente, la estabilización es beneficiosa por un período más largo de tiempo (hasta 4 meses). Y realizar seguimiento durante un año.
 

Fractura alveolar

La fractura compromete al hueso alveolar. El segmento que contiene al diente está móvil y generalmente desplazado.
A menudo se nota interferencia, es decir, se percibe un tope dentario en movimientos laterales de la boca.
Tanto en la dentición temporal como en la permanente, se debe reposicionar cualquier fragmento desplazado y ferulizarlo. Estabilizar el segmento por 4 semanas.
 

Lesiones de los tejidos de sostén

Concusión y subluxaciones
En ambas situaciones no se precisa ningún tratamiento especial, bastará mantener al diente en reposo, evitando que entre en contacto con el opuesto al cerrar la boca o al morder. Si es necesario se retocará el diente puliendo la superficie de contacto. Se hará seguimiento por parte del odontólogo.
Se pueden también ferulizar o estabilizar durante 2 semanas en el caso de las subluxaciones.
Luxación Extrusiva
El diente aparece elongado y está excesivamente móvil.
Dentición temporal
La reducción cuidadosa o dejarlo para su alineación espontánea, se consideran opciones aceptables de tratamiento. En una extrusión severa en un diente temporal completamente desarrollado, la extracción es el tratamiento de elección.
 

Dentición permanente

Reposicionar el diente reinsertándolo suavemente en el alvéolo. Estabilizar el diente con una férula flexible por 2 semanas. Valoración posterior de tratamiento endodontico si se produce lesión del tejido vasculo-nervioso que se puede manifestar con cambio de la coloración del diente.
Luxación Lateral
El diente está desplazado, generalmente hacia el interior de la boca. A menudo estará inmóvil.
 

Dentición temporal

Si no hay interferencia oclusal, se deja que el diente se reposicione espontáneamente. Cuando hay interferencia oclusal, con el uso de anestesia local, el diente puede ser recolocado suavemente por presión de fuera de la boca hacia dentro. En desplazamientos severos, cuando la corona está dislocada en una posición labial, la extracción es el tratamiento de elección. Si existe una interferencia oclusal menor, se indica un ligero desgaste.

Dentición permanente

Reposicionar el diente con fórceps y reposicionarlo suavemente en su ubicación original. Estabilizar el diente con una férula flexible por 4 semanas.
Observación de la vitalidad del diente (tejido vasculo-nervioso que se ha lesionado en la luxación). Si se produce afectación importante con necrosis  se deberá aplicar el tratamiento endodontico.
 

Intrusión

El diente está frecuentemente desplazado a través de la tabla ósea alejándose de la boca, puede estar impactando al germen dentario del sucesor en el caso de que ocurra en un diente temporal.

Dentición permanente

Diente con raíces inmaduras: Permitir que la reposición espontánea ocurra. Si no se observa movimiento en las de 3 semanas, se recomienda una reposición ortodóntica rápida.
Diente con raíces madura: El diente debe ser reposicionado ortodónticamente o quirúrgicamente tan pronto como sea posible. La pulpa probablemente estará necrótica (muerta), por lo que el tratamiento endodontico es necesario usando un relleno temporal con hidróxido de calcio, que permite la reabsorción natural de los dientes temporales.
 

Avulsión

El diente está completamente fuera del alvéolo.
El examen radiográfico es esencial para comprobar que el diente perdido no este intruído. No se recomienda reimplantar dientes temporales avulsionados.
 

Dientes permanentes

El pronóstico del reimplante del diente es malo cuando se realiza después de una hora y acabará con la pérdida del diente.
El reimplante inmediato tiene mejor pronóstico pudiendo variar la vitalidad o no del tejido vasculo-nervioso pero el diente, permanecerá en la boca produciéndose una anquilosis por unión ósea del diente al hueso por calcificación del ligamento periodontal.
El reimplante en menos de una hora y con el diente conservado en un medio húmedo tiene un pronóstico entre las dos situaciones antes mencionadas. Pudiendo no producirse la reabsorción posterior de la raíz que se traduce en la pérdida del diente.
 

Reimplante inmediato

Se limpiara el diente con suero y se reimplantará en su lugar.
Se estabilizará con ferulización del diente.
Se administrará la vacuna antitetánica, si no está correctamente vacunado.
Tratamiento antibiótico, analgésicos y uso de antisépticos tópicos como clorhexidina sobre las lesiones de la encía.
Dieta blanda para evitar uso o trauma sobre el diente lesionado.
En caso de dientes permanentes y raíces maduras si el reimplante no es inmediato, se limpiarán los conductos de la raíz y la cámara pulpar de tejido vasculo-nervioso. esperando un tiempo que puede ser un año para finalizar la endodoncia con gutapercha, material que sustituye el tejido pulpar.
En la misma situación pero con dientes permanentes con raíces inmaduras se observará  que el tejido pulpar no se necrose, ya que existe esa posibilidad. En caso contrario se realizará el mismo tratamiento como en el caso de dientes permanentes con raíces maduras
 

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical