Hombre

Pruebas diagnósticas del hombre

imprimir

Urografía

Concepto

 La urografía intravenosa (UIV) era hasta hace pocos años la prueba radiológica más importante y de uso más frecuente  en Urología, y, aunque ha sido desplazada por otras técnicas, sigue conservando su utilidad en múltiples procesos.
Para su realización es necesaria la utilización de medios de contraste y  la obtención de placas radiográficas seriadas. Nos permite observar la vía urinaria en su totalidad ya que distinguimos el límite del tejido renal, el sistema pielocalicial, ambos uréteres y la vejiga. Si se realiza una placa miccional se puede visualizar hasta la uretra.
La urografía intravenosa nos proporciona tanto datos anatómicos como funcionales del aparato urinario.
Los medios de contraste utilizados son compuestos radiopacos derivados del yodo.
Los efectos adversos más comunes de dicha prueba son la presencia de un cuadro alérgico que puede ser muy variable, des de urticaria y enrojecimiento generalizado a broncoespasmo y edema laríngeo.


Es típica la sensación de gusto metálico en la boca, así como sensación de acaloramiento. Debe intentar evitarse en condiciones de insuficiencia renal, por que puede empeorar la misma. En pacientes con diabetes mellitus en tratamiento con Metformina debe suspenderse dicho fármaco por el riesgo de acidosis láctica que comporta.
Se inicia la prueba con una adecuada preparación intestinal con enemas   para que los intestinos no oculten imágenes importantes y se aconseja una dieta pobre en residuos y con mucho líquido.


Inicialmente se toma una radiografía simple de abdomen y posteriormente se inyecta contraste por vía intravenosa. Posteriormente se realizan radiografías seriadas entre 5-20 minutos para identificar distorsiones o defectos de la vía urinaria. Incluso se pueden realizar, si fuera preciso, placas muy retardadas a  los 60 o 120 minutos, cuando el riñón está enlentecido en su función.


Actualmente se utiliza en el diagnóstico y en la planificación del tratamiento de las litiasis  renales y/o ureterales, en el estudio de hematuria, de malformaciones de la vía urinaria y control de tumores del tramo urinario superior.
Está contraindicada en pacientes embarazadas, y alérgicos al contraste yodado.

Subir

Dr. Oriol Angerri Feu
Especialista en Urología
Médico colaborador con Advance Medical