Medicina y Salud

El estrés materno en el embarazo causa ansiedad en los niños

imprimir

El estrés materno durante el embarazo puede programar genéticamente al bebé que se está desarrollando para que sea más susceptible a la ansiedad.

09/ Agosto /2011

Una investigación llevada a cabo en Alemania encontró que un alto nivel de estrés en la madre provoca cambios biológicos en el receptor encargado de las hormonas del estrés en el feto, según informa la revista Translational Psychiatry. Estudios anteriores ya demostraron que el estrés puede 'contagiarse' de la madre a sus hijos. Ahora, este trabajo muestra por primera vez que la asociación no sólo es ambiental sino también biológica.

Según los investigadores de la Universidad de Konstanz (Alemania), el estrés puede pasar de la madre al feto en el útero, lo que vendría a refrendar la importancia de la salud física y mental durante el embarazo y su impacto posterior en la vida del niño. Los expertos, no obstante, puntualizan que el hallazgo está basado en una muestra de apenas 25 personas y sus bebés, a los que se siguió durante 19 años. El estudio de los hijos de estas mujeres (que vivieron sometidas a violencia doméstica) entre los 10 y los 19 años, reveló que habían experimentado cambios en un gen; concretamente, en el del receptor de glucocorticoides (RG), que es esencial en la respuesta del individuo ante el estrés.

Tal como señalan los doctores Helen Gunter y Thomas Elbert, responsables del estudio, el GR ayuda a regular la respuesta hormonal del organismo ante el estrés. Es decir, puede hacer a un individuo más consciente del estrés para poder reaccionar a éste más rápido, tanto mental como hormonalmente. Los adolescentes de madres que vivieron un embarazo normal y relajado no mostraban esos cambios.

Los investigadores también llevaron a cabo entrevistas detalladas con los adolescentes hijos de las madres estudiadas. Encontraron que eran, por lo general, más impulsivos y tenían más problemas para controlar sus emociones que los adolescentes de madres sin estrés. "Es como si el feto recibiera señales de su madre que le indicaran que va a nacer en un mundo peligroso. Los adolescentes de estas madres eran los más impulsivos", explica el Dr. Elbert. "También mostraron un umbral más bajo ante el estrés y parecen ser más susceptibles a éste", agrega.

Autor / fuente: JANO, Agosto 2011


volver