Medicina y Salud

Prescipción Enfermería: ¿Podrán en un futuro prescribir medicación las enfermeras y los podólogos?

imprimir

La ley actual prohíbe la prescripción de fármacos a todos aquellos que no posean la licenciatura de medicina, por lo que el Ministerio de Sanidad y Consumo ha iniciado el trámite de audiencia para el proyecto propuesto por el Consejo General de Enfermería que pretende facilitar el uso de determinados fármacos por enfermeras y podólogos.

21/ Noviembre /2008

Sigue abierto el debate sobre la posible prescripción de medicamentos por enfermeras y podólogos.

La ley actual prohíbe la prescripción de fármacos a todos aquellos que no posean la licenciatura de medicina, por lo que el Ministerio de Sanidad y Consumo ha iniciado el trámite de audiencia para el proyecto propuesto por el Consejo General de Enfermería que pretende facilitar el uso de determinados fármacos por enfermeras y podólogos.

El Ministerio será el que establezca si pueden prescribir y la relación de medicamentos que pueden ser usados o autorizados por podólogos y enfermeras, así como las condiciones específicas en las que puedan prescribir.

El proyecto se elabora a partir de un informe creado por la Comisión de Farmacia del Sistema Nacional de Salud en colaboración con las Comunidades Autónomas y con el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Cuando se plantea la prescripción de enfermería el Consejo se refiere a "la capacidad de seleccionar, guiados por los criterios de buena práctica, diferentes materiales, productos y/o dispositivos encaminados a satisfacer las necesidades de salud del usuario y la población, apoyados por el juicio clínico enfermero y administrados en forma de cuidados"

Hoy en día la enfermería española es un referente para Europa tanto por su formación como por su capacidad para actuar.

Los enfermeros desarrollan una labor fundamental para el paciente. Son los encargados del cuidado constante del enfermo. En su trabajo necesitan utilizar medicamentos y productos sanitarios. El proyecto que se está intentando desarrollar trata de facilitar el trabajo diario tanto a este sector de la sanidad como a los podólogos, fijando los grupos de medicamentos y productos sanitarios que podrían usar y autorizar valorando siempre los cuidados que necesita cada paciente.

Existen opiniones tanto positivas como negativas sobre este nuevo proyecto.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos considera inconstitucional el proyecto elaborado por el Ministerio de Sanidad. Defiende que la prescripción no se puede separar en ningún momento del diagnóstico del paciente y que por ley ese acto corresponde de forma exclusiva al médico. Afirma que los conocimientos necesarios para prescribir medicación solo se adquieren en la licenciatura de medicina, durante el postgrado y la actividad asistencial tutelada. Además apuntan que prescribir no es sólo administrar un medicamento sino también el seguimiento necesario mientras el paciente siga ese tratamiento.

Por otro lado la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria está a favor de que enfermeros y podólogos prescriban en un futuro determinados medicamentos, pero creen que es necesario que se les proporcione una formación específica y entrenamiento sobre el uso del medicamento. Además consideran que se "legalizaría" una tarea que ya asumen, sobre todo en el cuidado de enfermos crónicos y visitas domiciliarias.

Otros creen que si existiera una mayor coordinación entre enfermeros, se aumentaría su responsabilidad y se les dotaría de una mayor formación. Todo ello elegido de forma voluntaria, lo que permitiría que el médico asumiera otras tareas, y por tanto beneficiaría al paciente.

¿Qué situación existe en otros países?

Según el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) en Reino Unido y Suecia sólo las enfermeras de atención primaria y asistencial tienen la formación necesaria para prescribir.

En Canadá las que prescriben son aquellas que actúan en zonas remotas pero se está empezando a implantar en el resto de lugares.

En Australia y Nueva Zelanda las enfermeras únicamente pueden prescribir en base a unos protocolos establecidos.

En Estados Unidos existen unas especialidades de enfermería que pueden prescribir, pero dependen de la legislación de cada estado.

En casi todos estos países se necesita una formación avanzada o un postgrado para poder llevar a cabo esta práctica. La única excepción es Australia donde no es necesario estudiar para desarrollar esta actividad.

Pero al margen de este debate, queremos apuntar que la verdadera forma de avanzar y mejorar el Sistema Sanitario en España que tenemos actualmente es que mejore la cooperación entre todos los profesionales.

Autor / fuente: Dirección Servicios Médicos Concertados


volver