Skip to Content

Ahorrar en el consumo de calefacción de tu oficina

consejos ahorrar calefacción empresa

El uso adecuado de los elementos con los que contamos en una empresa puede suponer, además de una reducción de los gastos finales, ser responsables con el medio ambiente, como ocurre en el caso de ahorrar en el consumo de calefacción de tu oficina. Os mostramos cómo, con pequeños cambios, es posible economizar recursos.

En primer lugar, es importante estudiar cuál es el mejor sistema de calefacción para nuestras instalaciones, según el tipo o el tamaño de las mismas, para elegir el que resulte más rentable en cada caso. En cuanto a su uso, puedes establecer un horario, según la hora de entrada y salida de los trabajadores, o instalar un temporizador para asegurarte de que se desconecta cuando las oficinas estén cerradas.

En los meses más fríos, hay que tener en cuenta que no por subir la temperatura del termostato las estancias van a calentarse más rápido, lo único que se consigue con esta actuación es aumentar la factura de la luz. Los expertos recomiendan que la temperatura oscile entre los 20º y los 21º ya que cualquier grado de más se verá reflejado en la factura de forma innecesaria. Para cumplir con este punto es imprescindible concienciar a los empleados de la importancia de un uso correcto, en este caso, de la calefacción.

Asimismo, es importante revisar que no se producen fugas por puertas y ventanas, a través de doble acristalamiento, y que el aislamiento de las paredes es el correcto. Y, si es posible, apagar los radiadores o no encender la calefacción en aquellas estancias o despachos donde no hay nadie en algún momento del día para ahorrar en el consumo de calefacción de tu oficina.

El mantenimiento de las instalaciones va a determinar que éstas funcionen correctamente y, por lo tanto, evitará un gasto mayor. Lo mismo ocurre con la ventilación de las estancias. Es necesario que el aire se renueve cada cierto tiempo pero con unos diez minutos al día puede ser suficiente, pues cada minuto de másorigina un derroche innecesario e impedirá ahorrar en el consumo de calefacción de tu oficina.

Back to top