Skip to Content

Avances en la fabricación de plásticos destinados a alimentación

avances fabricación plásticos alimentarios

Los envases de los alimentos no deben ser algo meramente decorativo. Tienen que proteger de las condiciones adversas y sobre todo no dañar el producto. Conviene echar un vistazo a los avances en la fabricación de plásticos destinados a la alimentación.

El reto de la industria está en cómo conseguir que los alimentos duren más tiempo envasados alargando sus fechas de caducidad, además de cómo mejorar su eficiencia para que no sufran daños en su transporte, así como que hagan el menor daño posible al medio ambiente.

Al hablar de los avances en la fabricación de plásticos destinados a la alimentación nos debemos fijar en los envases barrera. Estos permiten la absorción del oxígeno o la humedad e impiden el paso de la luz, además se exige que sean resistentes. En este capítulo destaca el EVOH, un material que aísla todavía más al producto del oxígeno y que ayuda a que no entre o incluso a que no salga si es necesario. Tiene múltiples utilidades: empaquetado para carne y pescado, por ejemplo, o para envases de pasta.

La empresa Sun Chemical comercializa el material SunBar, que además de barrera contra el oxígeno sirve también de barrera de luz y aísla los olores. Además el producto SunSys sirve para combatir la humedad, y la grasa; el SunLam sirve para etiquetar el producto sin que este sufra daños. Estos productos se usan para las bolsas de ensalada, cada vez más presentes en los lineales de los supermercados; o las bolsas de comida para perros y gatos.

En la última edición del evento Meeting Pack se pudo ver parte de los últimos avances del sector. Por ejemplo, las conservas envasadas en latas de plástico. Se trata de un material resistente que además ofrece fechas de caducidad de hasta cinco años. Precisamente mantener sin daños a los alimentos envasados el mayor tiempo posible evita que se desperdicien toneladas y toneladas cada año. En este encuentro la empresa Albis Ibérica presentó el Shelfplus O2, una substancia para absorber oxígeno que viene incorporada al propio envase.

El plástico puede ser usado en esta industria incluso para envasar vino o cerveza. El reto de este material es que aísle bien del oxígeno y que además sea resistente, cosa que poco a poco se va consiguiendo gracias a los últimos avances.

Por último, el respeto al medio ambiente debe ser primordial. El aluminio se usa para envasar alimentos que no exigen un altísimo nivel de aislamiento. En este sentido la empresa Toray Films cuenta con unos plásticos metalizados que contaminan mucho menos y ofrecen también resistencia y flexibilidad.

Los avances de la fabricación de plásticos destinados a la alimentación son apasionantes y suponen un reto para la industria. Muchos están centrados en ofrecer un aislamiento óptimo para no dañar al producto. Igualmente tu empresa también tiene que estar aislada contra elementos externos que no puedes controlar. La Póliza Combinada Industrial de MAPFRE ofrece cobertura por fenómenos atmosféricos como viento, lluvia o pedrisco. Es la mejor forma para garantizar que tu trabajo llegue al consumidor.

Back to top