Skip to Content

Cómo elegir el primer mercado para exportar

elegir mercado exportar empresas

Las empresas que ya comercializan sus productos en España pero quieren crecer dándose a conocer en otros países suelen tener dudas sobre cuál es el destino idóneo en cada caso. Por este motivo, si estás pensando en tener presencia internacional y no sabes qué zona es la más adecuada para empezar, te mostramos cómo elegir el primer mercado para exportar.

Antes de lanzar tus productos al exterior, es esencial que primero analices en qué situación se encuentra tu empresa, cuáles son tus fortalezas y tus debilidades. A partir de aquí, estudia los distintos mercados a los que puedes acceder teniendo en cuenta aspectos como su tamaño, la proximidad cultural con tu país o el nivel económico de sus habitantes, entre otros.

En cuanto a su tamaño, por regla general, los más grandes y con mayor población, y según su capacidad económica, suelen ofrecer mejores oportunidades de negocio, aunque dependerá del producto que comercialices. Además, es recomendable estudiar la posibilidad de elegir un destino cercano para que desplazarte a dicho lugar o que el coste final de comercializar tus productos en esta zona sea más económico.

Asimismo, analiza la competencia que encontrarás en cada uno de ellos, que será mayor cuanto más grande sea el mercado. En este sentido, podemos decir que en aquellos mercados en los que no exista competencia, quizás sea porque el producto en cuestión no tenga buena aceptación entre sus habitantes. Y es que siempre será más fácil introducir un producto que se comercializa bien en tu país en zonas con una cultura similar a la tuya.

Los sistemas de distribución es un aspecto relevante cuando hablamos de cómo elegir el primer mercado para exportar, ya que debes contar con colaboradores tanto en ese país como en el tuyo para poder hacer llegar tus productos al destinatario final, sin olvidar los plazos, la forma de distribución y el coste.

El coste de los productos y el beneficio también variará con respecto a lo que hayas establecido para comercializarlos en España, debes tener en cuenta el coste adicional que supone exportarlos y establecer el margen que quieras percibir por ellos para que te compense el beneficio. Aquí, es recomendable estudiar los costes adicionales, como los impuestos en el país de destino o los aranceles, entre otros.

Y, como en cualquier caso cuando se trata de comercializar productos, no se puede dejar de lado la promoción de los artículos o servicios por lo que, como empresa, tendrás que hacer un sobre esfuerzo para hacerte un hueco en este nuevo mercado y no descartar esta opción cuando estudies cómo elegir el primer mercado para exportar.

Back to top