Skip to Content

Los coches de empresa más adecuados para cada puesto de trabajo

tipos de coche de empresa

Elegir los coches de empresa más adecuados para puesto de trabajo algo que ocupa tiempo. Debes pensar en las tareas que desempeña el personal que necesita transporte para acertar en las prestaciones. Aquí te damos algunos consejos.

Para directivos.
El vehículo es uno de los elementos que da cuenta del estatus de una persona. De ahí que los directivos en general se decanten por elegir marcas de alta gama como Audi, BMW o Mercedes. Además los modelos con los que circulan intentan transmitir seriedad y profesionalidad, es decir que aquí coches como los deportivos o descapotables quedan excluidos. Audi A6 o Mercedes Clase C pueden cumplir bien este papel.

También se puede optar por alternativas más baratas. Si no quieres renunciar a estos modelos, tienes la opción de comprar un coche de gerencia. Estos vehículos han sido usados por directivos o comerciales y se venden seminuevos, con unos 8.000 Km. Otras marcas ofrecen modelos destinados a la clase Business, con buenas prestaciones, pero más asequibles que las marcas de lujo. Son por ejemplo el Seat León, el Mazda 6 o el Renault Megane.

Para Taxis.
Aquí lo que buscas es un vehículo robusto y duradero y que gaste poco combustible. Uno de los modelos más comunes es el Skoda Octavia. Triunfó su motor turbodiésel y la fiabilidad que ofrecía. Actualmente Skoda está más centrada en ofrecer el modelo Rapid para taxis. Si prefieres algo barato también está homologado el modelo Dacia Lodgy. Puedes elegir una versión del motor bi-fuel (gasolina y gas licuado de petróleo) de 85 CV. Pero si te quieres centrar en el ahorro de combustible lo mejor es decantarse por la tecnología híbrida. Aquí triunfa el Toyota Prius, que tira mucho de motor eléctrico en ciudad, lo que te permite reducir la factura del combustible.

Para reparaciones y servicios técnicos.
En la lista de los coches de empresa más adecuados para cada puesto de trabajo no podían faltar las pequeñas furgonetas. En este apartado hay que destacar los modelos Citroën Jumper, Fiat Ducato y Peugot Boxer por incorporar tecnologías que reducen el consumo como el sistema Start&Stop. También la aerodinámica ha sido diseñada para este fin. Las potencias de los motores van desde los 110 a los 150 CV y la capacidad de carga puede llegar hasta los 2.000 litros.

Para comerciales por ciudad.
Si vas a ir por ciudad lo mejor es invertir en una tecnología que de primeras es algo más cara pero que te permite ahorrar en repostaje. Además conseguirás reducir al máximo la factura por el aparcamiento en las grandes urbes ya que muchos ayuntamientos contemplan incentivos por el uso de coches eléctricos. Si vas ha realizar pocos o muy cortos desplazamientos puedes optar por el modelo Twizy de Renault. Aunque si vas a estar más tiempo te puede resultar algo incómodo. En ese caso tienes como alternativa los modelos Nissan Leaf, BMW i3, Renault Zoé o Ford Focus Electric, con autonomías algo más competitivas que las de otros.

Los coches de empresa se deben adaptar a cada puesto de trabajo. Ten en cuenta que son una extensión de la oficina, una parte más de la compañía, así que todo lo que pase en ellos te afecta. Por eso conviene estar protegido. El Seguro Todo Riesgo de MAPFRE para empresas tiene coberturas de daños en las mercancías transportadas en vehículos propios. Conviene valorarlo para que no suceda ningún imprevisto.

Back to top