Skip to Content

5 tips para elegir la mejor moto para tu negocio

elegir moto empresa

Garantizar la seguridad de los trabajadores motoristas, encargados de repartir los pedidos de tu negocio, es vital. Tan importante, o más, que la elección de los ingredientes para tus platos. Aquí te ofrecemos 5 tips para elegir la mejor moto para tu negocio:

  • Mide la distancia: Según sea tu cobertura geográfica así deberá ser el vehículo. Si tus ventas se limitan a zonas cercanas y urbanas, puedes optar por un ciclomotor. Es la opción más barata, pero ten en cuenta que te limita al no poder circular por autovía o autopista. 
  • Una moto de 125 cc parece la opción perfecta: preparadas para circular tanto en ciudad como en autopista, una moto de estas condiciones asegurará que puedas llegar a cualquier rincón. 
  • Baraja opciones de segunda mano: Existen motos a precios asequibles y en muy buen estado. Montar un negocio a domicilio no tiene que estar reñido con el ahorro. 
  • Vigila las grandes distancias: Si tu producto puede recorrer varios kilómetros sin perder sus cualidades opta por una moto de mayor cilindrada que te dará mayor estabilidad en la carretera. 
  • Ten en cuenta su función: No todas las motos pueden adecuarse para la venta a domicilio. Consigue vehículos de líneas sencillas y con un buen espacio trasero para poder colocar la caja transportadora. Si tienes una moto de carreras y quieres poner un negocio de venta directa, difícilmente te valdrá tu vehículo para hacer llegar los pedidos.

Sin embargo, los 5 tips para elegir la mejor moto para tu negocio no te servirán de mucho si la moto perfecta no está asegurada. Una póliza en seguro de motos te dará tranquilidad ante cualquier imprevisto no deseable, e igualmente garantizará al empleado-conductor la defensa de su integridad física.

Un seguro de motos y ciclomotores hará que tu negocio esté protegido en todo momento, independientemente del vehículo elegido. Estudia los 5 tips para elegir la mejor moto para tu negocio, pero no olvides asegurar la tranquilidad de tus empleados. Despreocúpate tú también de esa fase tan importante en la que los resultados ya no dependen tanto de ti.

Back to top