Skip to Content

Cómo ahorrar en tu declaración de la renta

ahorrar en la declaración de la renta

Cada año, cuando se inaugura el plazo para realizar la declaración de la renta, la pregunta clave y más repetida entre los ciudadanos es cómo ahorrar en tu declaración de la renta. Lo cierto es que es posible, siempre y cuando durante el año, el contribuyente se haya preocupado por contratar productos de inversión con beneficios fiscales, por ejemplo.

Realizar la declaración de la renta no tiene que ser un tedioso y difícil trámite. Si te preguntas cómo ahorrar en tu declaración de la renta, estás son algunas de las claves:

  • Lo primero y más importante, es ser transparente y exhaustivo en lo declarado, pues lo que en primera instancia puede resultar un ahorro, puede convertirse en un gasto mayor, si además el contribuyente finalmente y tras una inspección de Hacienda, tiene que hacerse afrontar el pago de un recargo o sanción.
  • La información también será una buena forma de ahorrar. Para empezar es importante recordar que no todos los ciudadanos están obligados a realizar la declaración de la renta; depende de las circunstancias personales, ingresos y cuantía de las rentas, entre otras cosas. Es necesario cada ejercicio consultar estas condiciones porque pueden y suelen variar cada año, para asegurarse de la obligatoriedad de realizar la declaración.
  • Probar las diferentes alternativas para presentar la declaración de la renta, principalmente en el caso de las parejas legalmente establecidas, declaración conjunta o si no, la declaración individual. Ambas opciones pueden ser factibles y totalmente legales, y sin embargo, una ser más rentable que otra. Es necesario comprobar este punto.
  • Personalizar. La declaración de la renta tienen en cuenta las circunstancias personales de cada individuo y cada años hay cambios y modificaciones, es recomendable no fiarse de ejercicios anteriores, y cada año actualizar los datos y completar la declaración con novedades como nacimientos de hijos, casamientos, fallecimientos o nuevas personas mayores a su cargo, son datos que influyen notablemente en el resultado de la declaración.
  • Previsión al contratar productos de ahorro e inversión. Es importante la previsión y el interés en el tratamiento fiscal de los diferentes productos de ahorro o inversión que el contribuyente contrate o renueve. Además de la rentabilidad y otras condiciones de interés, si  lo que se pretende es ahorrar en la declaración de la renta, es básico apostar por productos con excelente tratamiento fiscal, como es el caso de los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS).

En resumen, tanto las condiciones personales de cada contribuyente como sus productos de ahorro e inversión son dos variables básicas que responden a la pregunta cómo ahorrar en mi declaración de la renta. No obstante, el consejos siempre es informarse y mantenerse al día sobre las normativas fiscales ya que estás están en continuo cambio.

Back to top