Skip to Content

¿Cómo tributa un reembolso en un fondo de inversión?

Para conocer con exactitud cómo tributa un reembolso en un fondo de inversión, hemos de tener en cuenta que esto no se produce hasta que se producen los reembolsos, derivados estos de las ganancias por rentabilidad o por el mero hecho de extraer todo o parte del dinero invertido. Consecuentemente, una vez realizado el reembolso, el contribuyente debe tributar por las  plusvalías o minusvalías patrimoniales obtenidas con sus inversiones.

Obtenemos las cuantías totales derivadas de las plusvalías o minusvalías de deducir, al valor de reembolso, el valor de la suscripción. En el caso de haber realizado pagos como: comisión por suscripción, reembolso, gestión o custodia, estos pueden deducirse del valor total de la suscripción. Con la reforma fiscal, aprobada en el año 2015, varía la fiscalidad del fondo de inversión; entre los cambios, destaca el hecho de que deja de diferenciar entre las plusvalías que se producen a corto o largo plazo. Las ganancias por rentabilidad, generadas en los fondos de inversión, tributan en la base imponible del ahorro con distintos tipos marginales.

A las ganancias comprendidas entre 0 y 6.000 € se les aplica un 20%, que baja al 19% en el año 2016.

Las cantidades entre los 6.000 € y los 50.000 € tienen un tipo marginal del 22%, rebajado al 21% en el año 2016.

Para aquellas ganancias superiores a 50.000 € se establece en el 24%, reduciéndose al 23% en 2016.

Aparte de estos cambios, los coeficientes de abatimiento desaparecen para aquellas ventas de activos que hayan sido comprados antes del año 1994. Por ello, con esta reforma, debe tributarse la ganancia total que se ha producido como diferencia entre compra y venta; indicando la Agencia Tributaria que hay un límite de 400.000 € en cómputo global, entre la suma de todas las ganancias patrimoniales. Por ello, si la ganancia procedente de un activo comprado antes de 1994 es inferior a la cifra indicada, podremos aplicar los coeficientes de abatimiento correspondientes.

Algo que no ha variado, si hablamos de cómo tributa un reembolso en un fondo de inversión, es el hecho de poder realizar traspasos entre fondos de inversión, sin tener la obligación de tributar por ello. Esto mantiene a los fondos con ventaja respecto de otro tipo de productos financieros, como son los depósitos. Por ello, es posible derivar una cantidad determinada de un fondo de una gestora a otro que ofrezca una compañía de seguro, que permite esta posibilidad, aparte de contratar póliza y coberturas.

Debemos tener en cuenta los cambios fiscales que se producen para saber con exactitud las cantidades a pagar por los contribuyentes con los reembolsos de los fondos. Estas variarán en función de la cuantía del reembolso, siendo el tipo impositivo superior a mayor cantidad de dinero y viceversa, de acuerdo con los tipos marginales establecidos. Estas son las claves más relevantes para conocer la tributación de un reembolso en un fondo de inversión.

Back to top