Skip to Content

Gestión de finanzas cuando vives en pareja

Pareja con tarjeta de crédito en la mano

La sinceridad y la transparencia son las dos principales claves que deben guiar cualquier modelo de gestión de finanzas en una pareja. La buena fe debe ser la palanca que permita contar con una situación financiera saneada. Ahorrar en pareja es, además, una buena fórmula para mejorar las finanzas familiares.

Ordenar las finanzas

Antes de iniciar el modelo de planificación financiera, los dos componentes de la pareja deben poner en orden sus finanzas y recopilar la información de, entre otros, los siguientes elementos:

  • Ingresos por actividades laborales (bien por cuenta ajena, o bien por cuenta propia)
  • Ingresos por gestión del patrimonio
  • Ahorros
  • Inversiones
  • Créditos

Además del capítulo de ingresos, los miembros de la pareja deben analizar y recopilar la información sobre los diferentes capítulos de gasto que deberán afrontar (tanto fijos, como variables). Por ejemplo, los siguientes:

  • Alquiler
  • Hipoteca
  • Gastos de la vivienda (gas, agua, electricidad…)
  • Seguros (de hogar, de vida, del automóvil…)
  • Domiciliaciones por servicios diversos (televisión a la carta, clubes deportivos, Internet…)

Elaborar un presupuesto

Tras desglosar los ingresos y los gastos previstos, resulta recomendable que los dos miembros de la pareja elaboren un presupuesto lo más detallado posible que contemple, entre otros, los siguientes elementos:

  • Ingresos conjuntos disponibles cada mes.
  • Gastos fijos y variables mensuales.
  • Liquidez disponible prevista tras asumir los gastos.
  • Capital destinado al ahorro y al fondo de emergencias.

Abrir una cuenta común

Para administrar todos los gastos y las domiciliaciones, resulta recomendable abrir una cuenta corriente conjunta en la que ambos cónyuges ingresarán el capital correspondiente cada mes desde la suya propia. Cada cierto tiempo, en función de los cambios en los ingresos o gastos de los dos miembros de la pareja, es posible que esta planificación deba ser revisada con frecuencia. 

Esta opción, enclavada dentro del modelo denominado como de planificación financiera mixta, permite un elevado grado de autonomía a ambos miembros de la pareja y de independencia económica personal. Además, es el primer paso para establecer una estrategia de recorrido mayor, en función de las circunstancias.

Mecanismos para el ahorro

El ahorro es fundamental para planificar una vida en pareja. Para ello, deberemos establecer un objetivo común -puede ser la compra de un coche o una vivienda- y destinar al ahorro una cantidad periódica, por ejemplo, mensual. Después, deberemos seleccionar qué producto preferimos contratar, como los que ofrece MAPFRE.

Otra opción, con mayor riesgo, es la de invertir en productos financieros. El mercado ofrece muchas alternativas (renta fija, renta variable, mixta…) tanto en España como fuera de nuestro país.

Fondo para contingencias

Crear un fondo para emergencias es una decisión que aporta seguridad a una pareja. Este capital es compatible con la contratación de un producto de ahorro, ya que podemos elegir alguna de las cuentas de ahorro que ofrece nuestra entidad financiera. Habitualmente, suelen contar con una retribución en forma de interés para incentivar su contratación, lo que eleva su atractivo. 


Borja Carrascosa Nogales 
Consultor y MBA por IE Business School 
Colaborador MAPFRE

Back to top