Skip to Content

5 razones para contratar un seguro de coche clásico

coche clásico en carretera rural
Un coche no es “clásico” sólo por los años que tenga. La singularidad de estos vehículos va más allá de su simple antigüedad y los convierte en bienes de gran valor y como tales, deben asegurarse para que puedas disfrutarlos y conservarlos con la mayor comodidad y sin problemas.
 
Puede pensarse que si un coche no se mueve o ya no se utiliza para la circulación, no tiene ningún sentido asegurarlo, pero nada más lejos de la realidad. Un coche clásico con independencia de su funcionalidad debe contar siempre con el respaldo y la seguridad que le ofrece una póliza de seguro, adaptada a sus necesidades, características y uso, por supuesto.
 
Joyas, piezas de arte, pero también tu casa están asegurados contra riesgos como robos, accidentes o eventualidades. Un coche clásico reúne condiciones similares a este tipo de bienes y además, suma las propias por lo que tiene un buen conjunto de motivos para que asegurarlo sea la  mejor opción. Existen cinco razones básicas por las que un coche clásico debe asegurarse.
 
1. Valor económico

Los coches clásicos son bienes de alto valor económico. Si tienes dudas sobre el tuyo, es necesario que lo sometas lo antes posible a una tasación. La valoración de un vehículo clásico debe siempre llevarse a cabo y es imprescindible para asegurar este tipo de bienes. Es necesario que la compañía aseguradora valore el coche de acuerdo con su precio real histórico por lo que será necesario un estudio realizado por expertos en este tipo de piezas. El valor económico que tienen la mayoría de los vehículos clásicos es ya razón suficiente para asegurarlo.  
 
2. Riesgo de robo

Como mínimo, un coche clásico exige un garaje como espacio para su protección y seguridad, pero es evidente que su valor y exclusividad hace que sea un objeto de deseo habitual para ladrones y delincuentes. Los sistemas de seguridad adicionales como video vigilancia, alarmas o puertas de seguridad son muy recomendables, pero los expertos recuerdan que nada es infalible y 100 por 100 efectivo. Todos estos elementos son disuasorios y en muchos casos, evitan o frustran intentos de robo, pero solo un seguro protege tu coche clásico y su valor en caso de que ocurra lo peor y sea sustraído.
 
3. Mantenimiento y conservación

Las reparaciones de un coche clásico no son sencillas, precisa de mano de obra muy especializada. Las piezas que componen un coche clásico ya no se fabrican por lo que son muy difíciles de conseguir y exigen un trabajo artesanal para poderse reparar. Estas necesidades de un coche clásico no son económicas y sin embargo, son habituales. Según el tipo de vehículo clásico, pueden exigir un mantenimiento muy frecuente. Ten en cuenta que el estado de conservación de un coche clásico es directamente proporcional a su valor. Es decir, si quieres que tu vehículo clásico no pierda valor económico con los años, debes esforzarte para mantenerlo en condiciones óptimas, de esta manera, ganará, en lugar de perder, según pase el tiempo.
 
4. Exposición a riesgos y eventualidades
 
Con independencia del uso y funcionalidad que tenga tu coche clásico siempre está expuesto a diferentes tipos de riesgos. Si está en uso, aunque sea particular y muy controlado, por lo general, se cifra en un kilometraje inferior a los 5000 kilómetros al año, se expone a las mismas eventualidades que un coche en circulación: golpes, accidentes, fallos. Y, aunque sea un coche de exposición o que se encuentre guardado y protegido, riesgos como la humedad, el exceso de calor o un incendio accidental son posibles y es necesario proteger al coche clásico también en estos casos y contra estas circunstancias concretas.
 
5. Circulación

Si tienes la suerte de que tu coche clásico aún sea apto para la circulación, no necesitas más razones para contratar una póliza de seguro, todo vehículo a motor tiene la obligación legal de estar asegurado. En el caso de los vehículos clásicos en uso, no se suscriben seguros tradicionales ni con las mismas condiciones ni características que la del resto de vehículos. Aunque puede ser menos probable, un coche clásico puede sufrir un accidente, verse involucrado en un siniestro o simplemente recibir un golpe estacionado; una póliza de seguro adecuada es la respuesta necesaria en todos estos casos.  
 
Proteger tu coche clásico y disfrutarlo sin temor a imprevistos ni eventualidades, es mucho más sencillo de lo que piensas. Un seguro adecuado te evitará preocupaciones y desvelos tanto si circulas, como si tienes guardado tu coche clásico. Hay pólizas de seguro concretas y especializadas que te ofrecen una completa y adaptada carta de servicios, coberturas y asistencias pensadas para dar respuesta a las necesidades concretas de este tipo de vehículos.
 
No corras riesgos innecesarios y elige una compañía de seguros experta y profesional para proteger tu coche clásico, apuesta por la experiencia y la tranquilidad en el uso y disfrute de un bien tan único y exclusivo.
 
Recuerda que la póliza que elijas debe responder a las características concretas de tu coche, sin olvidar tus necesidades y prioridades; no renuncies a suscribir un seguro que te ofrezca una garantía completa y que valore tu coche clásico en su justa medida, teniendo en cuenta su valor económico, pero también su singularidad.   
Back to top