Skip to Content

Accesorios de invierno para el coche

hombre colocando unas cadenas en la rueda de un coche en una zona nevada

El invierno, debido a la nieve, la lluvia, el viento o el granizo, es una de las épocas del año en las que conducir resulta más arriesgado. A esto hay que sumar que anochece mucho antes y por lo tanto, se debe prestar más atención a la vía. Durante los meses más fríos conviene circular a una velocidad inferior, mantener una distancia de seguridad superior a la habitual con el coche que va por delante, así como saber anticiparse a los imprevistos.

Antes de que llegue esta época también es recomendable llevar el coche al taller para que realicen una revisión completa y reparen aquellas partes que se puedan ver más comprometidas con la crudeza del invierno.
A la hora de prepararnos para conducir en invierno, no hay que olvidar los accesorios para el coche que nos facilitarán enormemente la conducción bajo un tiempo desapacible o nos servirán de gran ayuda en caso de emergencia. 

Complementos básicos de invierno para el vehículo 

  • Lo más aconsejable es poner neumáticos de invierno para conducir por zonas con nieve o hielo, pero si no fuera posible, no olvides llevar en el coche unas cadenas que se ajusten al tamaño de la cubierta y que deberás colocar en las ruedas motrices cuando lo necesites.
  • Raspador para retirar la nieve y el hielo del parabrisas, así como del resto de cristales. Si el coche ha pasado la noche a la intemperie, lo más probable es que necesites este instrumento para poder emprender la marcha con la máxima visibilidad.
  • Una funda para proteger el coche de la nieve y el frío en caso de que tengamos que aparcarlo en la calle. De esta forma podemos resguardar tanto la carrocería como la parte interna del vehículo para que no se estropeen.
  • Unas pinzas para la batería nos librarán en más de una ocasión de quedarnos tirados, ya que este elemento del coche es el que más se resiente con las bajas temperaturas.
  • Un botiquín de primeros auxilios con los elementos imprescindibles (tiritas, tijeras, vendas, etc.) es uno de los accesorios para el coche que no sólo habría que llevar en invierno, sino en cualquier mes del año.
  • Además de ser aconsejable, también es obligatorio llevar los triángulos de señalización de emergencias, el chaleco reflectante, así como una rueda de repuesto o un kit para reparar pinchazos.
  • Contar con un juego de luces de repuesto puede ser la salvación para cambiar un faro que se haya roto mientras conducimos de noche, con niebla, con fuertes lluvias o en cualquier otra situación con visibilidad reducida.
  • Una linterna es un complemento básico de invierno para el coche que resulta de gran utilidad en caso de emergencia. Tampoco podemos olvidar llevar en el maletero una manta o un abrigo extra y unos guantes porque es probable que necesitemos estas prendas cuando menos lo esperemos.
  • En el caso de que circules por zonas sin cobertura, no olvides guardar en la guantera un mapa de carreteras. 
  • Nunca está de más llevar en el coche un cargador para el móvil que se pueda conectar al propio vehículo.
  • Una funda para los asientos y un protector para las alfombrillas son la solución para evitar que el habitáculo se ensucie o se produzca algún desperfecto.

Con estos accesorios de invierno para el coche y circulando con precaución cuando el tiempo se muestra más adverso, podrás realizar tus trayectos cómodamente. No olvides viajar acompañado también de tu seguro de coche que te respaldará cuando más lo necesites.

Back to top