Skip to Content

Beneficios de los coches eléctricos

coche eléctrico enchufado a un punto de recarga
Dentro de la gama de los coches que funcionan con combustibles ecológicos, los eléctricos se llevan la palma. Los automóviles eléctricos se mueven gracias a unos motores que únicamente necesitan energía eléctrica para funcionar. Aunque llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, este modelo de coches ha avanzado a una gran velocidad, ofreciendo una serie de beneficios que no encontramos en los coches convencionales. 
 
Es cierto que los coches eléctricos todavía se encuentran en proceso de desarrollo para perfeccionar algunos aspectos, pero dado que ya son una realidad, se convierten en una de las mejores alternativas para desplazarse sin contribuir a la nube de contaminación que se forma en muchas ciudades. 
 
Así, entre los principales beneficios de los coches eléctricos se encuentran: 
 
  • Comenzando por el precio de adquisición de un coche eléctrico, nos podemos encontrar con que éste llegue a duplicar el importe de uno convencional. A pesar de ello, para impulsar la compra de los coches ecológicos, se ponen en marcha subvenciones para rebajar el precio. 
  • El gasto en combustible es inferior al que hay que realizar en un coche diésel o de gasolina para realizar un mismo trayecto. Además, en muchas ciudades comienzan a instalarse puntos de recarga gratuitos que funcionan con energía solar. 
  • Aunque la velocidad máxima de un coche eléctrico no suele superar los 130 km/h, este detalle se puede convertir en una ventaja, ya que de este modo es difícil no respetar los límites de velocidad establecidos en las carreteras. 
  • Como hemos comentado, uno de los mayores beneficios de los coches eléctricos es su reducida contaminación en comparación con los coches que funcionan con motores de combustión. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), 1.000 coches eléctricos corresponde a la no emisión de 30.000 kilos de gases contaminantes y 2 toneladas de CO2 al año.
  • Además de su aportación a la disminución de la contaminación atmosférica, los vehículos eléctricos tampoco producen contaminación acústica, algo que se convierte en una gran molestia en las ciudades con un mayor número de coches. 
  • Teniendo en cuenta que el sistema de los coches eléctricos es más sencillo e incorporan un menor número de componentes, los conductores de este tipo de vehículos tendrán que asumir menos costes de mantenimiento. Del mismo modo, las averías mecánicas también son inferiores que en el caso de los coches diésel o gasolina. 
  • En cuanto a las ventajas fiscales, los coches eléctricos están exentos de pagar el impuesto de matriculación y además, se benefician de descuentos de hasta el 75% en el impuesto de vehículos de tracción mecánica, según el municipio. 
  • Los vehículos eléctricos pueden aparcar totalmente gratis en las zonas azules de estacionamiento, aunque también dependerá del ayuntamiento en cuestión. 
  • Durante los desplazamientos, estos coches ecológicos pueden acceder al carril bus VAO incluso cuando únicamente vaya una persona y pueden circular sin ninguna restricción cuando las ciudades activan sus protocolos de contaminación. 
  • Ofrecen un mayor confort durante la conducción, ya que son sumamente silenciosos y las vibraciones son casi imperceptibles.
  • Por norma general, los seguros de coche de los modelos eléctricos suelen ser más económicos, debido a sus características particulares
Si estás dudando en comprar un coche eléctrico, conociendo sus múltiples beneficios te habrás dado cuenta de que es una opción real para moverse por cualquier entorno, sobre todo por las grandes ciudades. 
Back to top