Skip to Content

Cancelar el seguro de coche si vendes el vehículo

Manos protegiendo un coche
¿Qué pasa si tengo pagado todo el año de seguro de coche y decido venderlo?
 
Cualquier vehículo que circula por carretera debe tener un seguro mínimo que cubra a terceros en caso de producirse un accidente. Los seguros de coche suelen tener una validez anual, por lo que cabría preguntarse qué sucede si -antes de que se cumpla ese plazo- el automóvil es vendido. ¿Se tendrá que pagar todo el seguro del año? ¿Se podrá pagar solo el tiempo consumido? ¿Pasará la póliza al nuevo comprador? En este artículo vamos a resolver tus dudas sobre qué sucede con el seguro de coche cuando se decide venderlo.
 
Para poder analizar qué sucede con nuestro seguro cuando vendemos un vehículo vamos a analizar las tres posibles alternativas:
 
- Vendo el coche y quiero traspasar también su seguro
- Realizo la venta del automóvil, pero quiero quedarme con el resto del tiempo del seguro que me quedaba por pagar.
- Quiero darme totalmente de baja del seguro del coche cuando lo vendo.
 
Veamos qué supone cada elección y cómo repercute en nuestro seguro.
 
Vendo el coche y quiero traspasar también su seguro
 
Si quieres que la venta de tu coche venga aparejada del traspaso de sus coberturas, debes ponerte en contacto con el comprador y la aseguradora. Una vez aceptado dicho epígrafe por la persona que va a adquirir el automóvil, es tiempo de hablar con la compañía de seguros, la cual realizará un estudio exhaustivo del conductor que adquiere el automóvil.
 
Usando variables como la edad, la experiencia al volante o el historial de conducción, la aseguradora calculará si la póliza original es aplicable para el nuevo tomador. En el caso de que su perfil tenga un riesgo igual o inferior al seguro original, lo más posible y sencillo es que el traspaso se produzca sin problemas. Para aquellos casos en los que el comprador tiene un nivel de riesgo mayor, la aseguradora podrá rechazar la petición. Este tipo de situación se puede remediar aumentando ligeramente la comisión del seguro para el nuevo contratante o guardando la prima no gastada por el antiguo conductor y aplicarla a un futuro seguro.
 
Es muy importante señalar la necesidad de dejar por escrito todos los pasos seguidos y las peticiones de cambio de seguro realizadas. La razón principal es que de este modo siempre hay una referencia que ampara a las partes implicadas. 
 
La notificación del cambio de propietario es fundamental y debe realizarse fijando una fecha en la que tanto el automóvil como el seguro cambian de manos. En caso de que por despiste o por negligencia no se avise del traspaso, si el nuevo propietario tiene un siniestro y no ha contratado otra póliza será el antiguo seguro el que corra con los gastos. Especificar una fecha concreta exonera de posibles riesgos en los que incurra la persona a la que le hemos vendido el coche.
 
Realizo la venta del automóvil, pero quiero quedarme con el resto del tiempo del seguro de coche que me quedaba por pagar.
 
Vas a vender tu coche, pero permanecer con tu aseguradora. Normalmente, la venta de un coche viene acompañada de la compra de otro en un corto periodo de tiempo. Si tu intención es disponer de un nuevo vehículo y disfrutar de la cobertura que aun tienes pendiente, debes comunicar por escrito dicho plan a la aseguradora y recoger la fecha concreta de venta y la de compra. La compañía entonces calculará la nueva prima en base a las características del nuevo automóvil y se firmará una nueva póliza, donde el dinero que aún no habías consumido irá a parar al nuevo seguro.
 
La compra de un nuevo coche no siempre es automática y puede pasar un tiempo mientras se vende el auto y se adquiere otro. En estos casos las aseguradoras guardan la prima no consumida para aplicarla en el futuro. Esta medida es excepcional y se expande por periodo que no suele superar el año. Para estar seguro del tiempo del que dispones lo mejor es hablar directamente con tu compañía de seguros y que te señale de forma oficial el tiempo del que se dispone.

Quiero darme totalmente de baja del seguro del coche cuando lo vendo
 
Un seguro de coche es un contrato que tiene una vigencia temporal que es de obligatorio cumplimiento por ambas partes. Esto significa que tanto la aseguradora como el asegurado no pueden darlo de baja sin que haya una penalización. Cuando contratas una cobertura y la das de baja, estarás obligado a pagar todo el tiempo contratado, independientemente del que haya pasado.
 
Algunos seguros de coche tienen un pago fraccionado trimestral que hace que el asegurado tenga la falsa sensación de que se tratan de pequeños contratos de tres meses en lugar de uno grande anual. El fraccionamiento se inventó para ayudar a que el pago fuera más fácil para la persona que lo contrata, pero se refiere a un seguro global que tiene una vigencia mayor. De acuerdo con la Ley del Contrato del Seguro, las pólizas tienen una duración de un año, independientemente de si hay un pago fraccionado y el número de cuotas. 
 
Resumiendo, si quieres dar de baja tu seguro de coche en mitad del año tendrás que pagar todo el tiempo contratado, independientemente de que el ingreso sea por cuotas o en un solo pago. Surge entonces la pregunta de cómo y cuándo puedes solicitar la baja de tu seguro para que no se te renueve automáticamente otro año. En este caso, la Ley de Contrato de Seguro (artículo 22) establece que las órdenes de renovación hay que remitirlas por escrito con un mínimo de dos meses de antelación. En el caso de que sea un seguro fraccionado, hay que tener en cuenta a fecha del vencimiento de la póliza y no la del recibo.
 
La venta de un coche es un momento muy importante en el que también es preciso tener en cuenta qué sucede con el seguro. Una cobertura es un acuerdo anual, por lo que en un principio no podría anularse antes de que se cumpla por completo. Sin embargo, existen excepciones y si se decide traspasarla al nuevo propietario, la aseguradora realizará un estudio que servirá para ajustar la nueva cuota. De igual modo si tras vender el coche se va a comprar otro, lo más factible es que se guarde el periodo no consumido y se aplique en un futuro seguro. En todos los casos es muy importante dejar por escrito las fechas concretas de venta y cambio de seguro, pues ayudará a eliminar quebraderos de cabeza y sustos en el bolsillo.
Back to top