Skip to Content

¿Cómo son los coches para jóvenes más demandados?

chica joven apoyada en el volante de un coche aparcado en una arboleda
Es bastante frecuente que los conductores noveles conduzcan vehículos antiguos con muchos kilómetros en el contador. Aunque se trata de una práctica muy habitual mientras adquieren cierta pericia al volante, lo cierto es que lo más recomendable es que los coches para jóvenes sean nuevos para ofrecer toda la practicidad que necesitan quienes se inician en la conducción. 
 

¿Cómo deben ser los coches para jóvenes? 

Una de las características más importantes que debe tener un coche para jóvenes es su tamaño compacto. A pesar de que la primera idea sea adquirir un modelo más llamativo y espacioso, los vehículos pequeños son una perfecta opción para desplazarse con una mayor comodidad, poder controlar la distancia de seguridad y aparcar sin ningún problema al principio. Si se controla el espacio real que ocupa el coche, es más fácil controlar las maniobras. 
 
Respecto a elegir un modelo automático o manual, los conductores noveles deben decantarse por la segunda opción. Dado que la experiencia en la conducción es mínima, conviene aprender a desenvolverse con el cambio de marchas y el embrague. 
 
El combustible es otro punto importante que se debe considerar. Para los conductores jóvenes, el diésel puede resultar una elección adecuada, ya que es menos probable que el coche se cale al iniciar la marcha o al subir una cuesta en comparación con la gasolina. No obstante, éste es un problema que desaparece con el hábito de conducir, por lo que es aconsejable fijarse en el ahorro a la hora de repostar el depósito. Si existe la posibilidad de adquirir un coche nuevo, los modelos híbridos son una perfecta alternativa. 
 
Para encontrar un coche para jóvenes con una buena relación calidad-precio, una opción  es acudir al mercado de segunda mano. De esta forma es posible encontrar modelos relativamente nuevos a buen precio que satisfacen a la perfección las necesidades de este colectivo. Asimismo, no se puede olvidar contar con un seguro de coche a tu medida adaptado a la edad y antigüedad en el carnet de conducir. 
 

Los mejores modelos de coches para jóvenes 

  • Dacia Sandero: se trata de uno de los coches más vendidos desde que apareció en los concesionarios en el año 2009. Su reducido tamaño y su completo equipamiento lo convierten en un vehículo idóneo para comenzar a conducir por ciudad o realizar los primeros desplazamientos por carretera. 
  • Citroën C3: su tamaño es contenido, aunque el diseño es uno de los principales reclamos de este coche para jóvenes. Es perfecto para moverse por el entorno urbano y, además, está disponible en diferentes motores y con distintos acabados en los que varía, entre otros aspectos, el equipamiento de seguridad. 
  • Seat Ibiza: este coche es un clásico para todo tipo de conductores, independientemente de la edad. Este modelo conjuga economía y practicidad, por lo que además de resultar barata su adquisición, tampoco es preciso invertir demasiado dinero en su mantenimiento y ofrece plenas garantías de seguridad en los desplazamientos
  • Toyota Yaris: dentro del conjunto de los vehículos automáticos, este modelo de Toyota aglutina todo lo necesario para quienes acaban de aprobar el permiso de conducir y buscan un coche sin pretensiones. Además de la facilidad de conducción por la ausencia de embrague, su tamaño es perfecto para circular de una forma relajada. A esto se suma su bajo consumo y todos los beneficios que ofrece la etiqueta Eco en el caso de elegir el modelo híbrido. 
Back to top