Skip to Content

Qué coches de segunda mano se venden mejor

fila de coches aparcados de diferentes colores
Tanto en los concesionarios como en el mercado de vehículos usados existen infinidad de modelos según el tamaño, el color, el motor, la marca, el equipamiento, etc. Al igual que unos coches nuevos se venden mejor que otros, en el caso de los de segunda mano ocurre lo mismo. Sin embargo, los usuarios que se decantan por los segundos suelen buscar sobre todo practicidad y funcionalidad, es decir, buscan moverse sin que el consumo sea demasiado elevado pero sin renunciar al confort del coche. 
 

Características de los coches de segunda mano más vendidos 

Una de las especificaciones de los vehículos de segunda mano que se venden más rápido hace referencia a su diseño, por lo que los modelos usados más demandados son los urbanos, utilitarios y compactos. En cuanto al número de puertas, la mayoría son de 5 para ofrecer una mayor polivalencia al coche. De esta forma se combina comodidad y buena capacidad de carga, dos valores fundamentales para desplazarse por ciudad o en trayectos cortos. 
 
Respecto al motor, los propulsores diésel ganan con diferencia a los de gasolina y a los incipientes eléctricos e híbridos. Además, los compradores de coches de segunda mano prefieren que el modelo no tenga demasiados kilómetros, en general menos de 100.000. 
 
Aunque se trate de coches usados, la mayor parte de las preferencias se inclinan en favor de aquellos que no tienen más de 7 años de antigüedad. Aun así, esta cifra ya se aproxima a la edad en la que un vehículo se comienza a considerar antiguo y es más probable que presente un mayor número de averías, junto con la ausencia de ciertos elementos que son fundamentales para la seguridad durante los trayectos. 
 
El precio es otro de los puntos fundamentales que marcan gran parte de las compras de coches usados. Debido a que es necesario renunciar a ciertas prestaciones en este tipo de transacciones, el precio máximo que se suele pagar en el mercado de segunda mano es 7.000 euros. Es interesante señalar que muchos conductores están dispuestos a adquirir un coche con algún desperfecto a cambio de obtener una rebaja en el precio. 
 
Sobre el equipamiento de los coches de segunda mano que mejor se venden se encuentran algunos elementos a los que nadie está dispuesto a renunciar, como es el caso de los airbags, el sistema de frenos ABS, aire acondicionado, dirección asistida y elevalunas eléctricos, entre otros. En un segundo plano se sitúan otros puntos que se consideran menos importantes, tales como el tipo de pintura, el navegador, el tipo de luces o el climatizador. 
 
En los últimos años, el color de los modelos usados más demandado ha sido el blanco. Atrás quedaron algunos tonos como el rojo, el gris oscuro o el verde, ya que la mayoría de los compradores de este tipo de coches se decanta más por otras tonalidades, entre las que se encuentran también el negro o gris plata. 
 
Por último, las marcas que ocupan las primeras posiciones en las ventas de coches de segunda mano son también las que lideran el mercado de vehículos nuevos. Entre los principales fabricantes se encuentran Volkswagen fundamentalmente, seguido de BMW, Audi, Fiat, Hyundai, Kia o Renault. 
 
Además de fijarse en estas características, los compradores de vehículos usados también demandan que el mismo cuente con todos los papeles en regla sobre todo los relativos a las revisiones de la ITV y los mantenimientos en general. Posteriormente, una vez tomada la decisión, llega el momento de contratar el seguro de coche que mejor se ajuste al tipo de vehículo. 
Back to top