Skip to Content

¿El color de tu coche refleja tu personalidad?

coches de juguete de distintos colores
Cuando se habla de colores y personalidad en el sector del automóvil, es bastante interesante preguntarse qué es lo que mueve a elegir un tono u otro. Es cierto que algunos usuarios tienen en cuenta varios factores, como por ejemplo la resistencia a ensuciarse o sufrir la incidencia del sol, pasar más o menos desapercibido, el precio, etc. Por otro lado, también existen conductores que no reparan en este punto, sino que simplemente se decantan por la tonalidad que esté disponible. 
 
Nadie se conoce mejor a sí mismo que la propia persona, pero en muchas ocasiones el color del coche tiene un significado concreto en relación a algunos rasgos diferenciadores de la personalidad y la forma de ser de quien lo conduce. Así, es posible encontrar elecciones de tono muy dispares entre distintos sexos y edades, e incluso entre diferentes clases sociales. 
 

¿Qué significado tiene el color de un coche? 

 
  • Negro: este color representa madurez, inteligencia, creatividad, encontrarse predispuesto a vivir nuevas experiencias, resolución, carácter y actividad. Sin embargo, por otro lado, también se dice que el negro significa desorden, distracción y dependencia. En cualquier caso, este tono siempre se ha asociado al lujo y la elegancia, y es el que se utiliza normalmente en los vehículos oficiales. 
  • Azul oscuro: al igual que en el caso anterior, también es un color apagado que refleja una personalidad conservadora y con un carácter fuerte. Este color simboliza la sobriedad y el poder social, algo que también se puede extrapolar al negro. 
  • Azul: se suele decir que esta tonalidad aporta tranquilidad y calma, por lo que estos sentimientos se pueden trasladar a la forma de ser de quien conduzca un coche de este color. También significa decisión, empatía y objetividad, sin olvidar la seguridad durante la conducción
  • Rojo: la emoción, la adrenalina y el impulso está asociado a este color tan llamativo. Normalmente, quienes se decantan por esta tonalidad suelen tener un carácter apasionado y enérgico. En ocasiones, se asocia a una circulación bastante agresiva. 
  • Verde: la relación entre este color y la personalidad se traduce en un perfil introvertido y materialista, aunque también tranquilo y con un equilibrio interior envidiable. 
  • Plateado: las personas que conducen coches con este tono se suelen caracterizar por mantener la calma en las situaciones de estrés y ser emocionalmente estables. 
  • Beige: aunque no lo parezca, la timidez está detrás de este color en un vehículo. 
  • Blanco: el significado de este color está asociado a sencillez, estabilidad y orden. Por otro lado, también hay que destacar la alegría y la indecisión. Por norma general, las personas que se mueven en modelos blancos suelen ser muy prácticas. 
  • Rosa: al igual que las flores con el mismo nombre, el romanticismo se encuentra detrás de este tono, sin olvidar la empatía en la personalidad. 
  • Amarillo: apenas se suelen ver coches de este color, aunque los conductores que se atreven a elegirlo suelen ser jóvenes muy creativos y con un estilo de vida muy optimista. 
 
Pese a que existe una infinita gama cromática para los colores de los coches, estos son algunos de los más frecuentes. Es posible sentirse identificado con alguno de los rasgos personales que hemos comentado, aunque no siempre aplica en el caso de que la decisión del modelo de vehículo se tome sin considerar demasiado el aspecto estético. 
Back to top