Skip to Content

Todo lo que debes saber sobre pilotar un kart

competición de karts
Si eres un apasionado del mundo del motor, seguro que en más de una ocasión has sentido curiosidad por saber qué sienten los pilotos de Fórmula 1 cuando van conduciendo sus monoplazas. El karting es una modalidad que permite a cualquier persona sentir la adrenalina y la velocidad típicas de una competición mientras se conduce un coche de circuito
 
No obstante, antes de colocarse en el habitáculo y pisar el acelerador es conveniente analizar algunos consejos para que la experiencia sea un éxito. Es bastante habitual que surjan dudas la primera vez que se conduce un kart sobre cómo se debe frenar, cómo hay que tomar las curvas, qué posición del cuerpo es la más adecuada, qué velocidad se puede llegar a alcanzar o si es necesario llevar una vestimenta concreta. 
 

Características de un kart 

Un kart es un vehículo terrestre que según el diseño puede llevar carrocería o no. Al igual que un coche, tiene 4 ruedas dos de las cuales se encargan de la dirección y las otras dos de la tracción. 
 
Su principal peculiaridad radica en que el conductor va sentado a tan solo unos centímetros del suelo, por lo que la sensación de velocidad al pilotar uno de estos coches es alucinante. Como consecuencia de ello, la altura del vehículo es bastante reducida, no superando en la mayoría de los casos los 60 centímetros. 
 
Además, los karts no incluyen suspensión ni diferencial para que el conjunto se pueda mover con bastante rapidez y sea posible hacer derrapes al tomar una curva. Gracias a sus características, estos coches de circuito se utilizan habitualmente para la formación de pilotos, además de ser una opción de entretenimiento. 
 

¿Cómo conducir un kart?

El karting se practica en circuitos con una longitud que oscila entre 600 y 1.700 metros, y un ancho que no supera los 15 metros en la mayoría de los casos. Antes de pilotar un kart es recomendable tener en cuenta lo siguiente: 
 
  • La posición sobre el asiento debe ser cómoda, de tal manera que los brazos y las piernas estén ligeramente flexionados sin tensión. Las manos se deben apoyar siempre sobre el volante de forma paralela. 
  • Antes de comenzar una competición de karts es aconsejable dar una vuelta por el circuito para analizar sus puntos y posteriormente poder circular a una mayor velocidad con más tranquilidad. 
  • La velocidad que se puede llegar a alcanzar pilotando un kart es de 200 km/h. Aunque en los tramos rectos no existe mayor dificultad, es preciso saber cómo tomar las curvas sin perder demasiada rapidez. La forma más efectiva es tomarlas desde el lado opuesto y frenar ligeramente antes de entrar en la curva; una vez dentro, volver a acelerar. Cuando se sucedan varias curvas continuas, lo más recomendable es atravesarlas en línea recta en la medida de lo posible. 
  • Las frenadas deben ser cortas y realizadas con determinación para no comprometer los tiempos en la carrera.
  • Para adelantar a otro kart es conveniente analizar cuál es el mejor tramo y momento, respetando siempre al adversario sin acercarse demasiado y evitando los golpes. 
  • Es importante conocer el significado de cada una de las banderas en pista, ya que según el color o el diseño indican cosas diferentes. 
  • No olvides llevar la ropa adecuada que consiste en un mono de manga y pantalón largos, zapatos deportivos con cordones, cuello y casco.  
Si vas a conducir un coche de circuito por primera vez, no olvides que, al igual que en cualquier otro desplazamiento habitual, el sentido común es crucial. Fuera de la pista, en los trayectos por carretera, la diversión debe quedar en un segundo plano y tomar las precauciones necesarias para circular con la máxima seguridad
Back to top