Skip to Content

Cómo se tramita un accidente laboral

trabajador sentado en el suelo sujetándose la rodilla
Cuando sucede un accidente de trabajo se da una situación complicada, para la cual las empresas deben estar preparadas y tener todo en regla si no quieren incurrir en problemas sumamente graves. Un accidente laboral es el que se produce mientras la persona está trabajando, pero también hay que especificar que la lesión, ya sea física o psicológica, debe estar relacionada con el trabajo que se realice. 
 
Así, para tramitar un accidente laboral, lo primero que debemos hacer es identificar aquellos casos en los que la relación entre los daños y el trabajo desempeñado no está tan clara, como por ejemplo, los accidentes in itinere (los que se producen cuando el trabajador se desplaza tanto para ir como para volver de su puesto de trabajo), los que suceden mientras se realizan otras tareas por orden del empresario que no son las habituales, los que tengan lugar durante la realización de labores sindicales, entre otros. En este tipo de situaciones, el trabajador también está protegido por ley. 
 

Pasos para tramitar un accidente laboral  

Una vez que la víctima ya ha sido atendida por los servicios de emergencia o se haya trasladado bien al hospital o al centro de la mutua contratada por la empresa, el procedimiento para gestionar un accidente de trabajo es el siguiente: 
 
  1. Analizar las causas que han provocado el accidente y las circunstancias en las que se ha producido para prevenir que vuelva a ocurrir en el futuro a través de la adopción de las medidas correctoras necesarias. 
  2. La empresa debe notificar por escrito a la Autoridad Laboral de la provincia correspondiente el accidente de trabajo que haya ocurrido, a través del Sistema de Declaración Electrónica de Accidentes de Trabajo (Delt@) en un plazo de 5 días. Esta comunicación se debe realizar cuando el trabajador haya tenido que recibir asistencia médica, tanto si ha causado baja como si continúa trabajando. En este último caso, el plazo de la notificación se establece en los 5 primeros días hábiles del mes siguiente al momento en que se produjo el accidente.
  3. El empresario debe entregar al empleado accidentado una copia del parte de accidente que haya enviado a la Autoridad Laboral. 
  4. Durante la baja, el empleado debe entregar en primer lugar a la empresa el parte de baja en el plazo de 3 días hábiles. Posteriormente, también deberá enviar los partes de confirmación de la baja en los 3 días siguientes desde que se conozcan y por último, una vez que el empleado ha sido dado de alta, deberá incorporarse a su puesto de trabajo y entregar el parte de alta a la empresa en el plazo de 24 horas. 
  5. Todo el traslado de los partes de baja, así como el del alta, se debe realizar por la empresa a través del Sistema RED en los casos de incapacidad temporal.
  6. Cuando se trata de un accidente grave o muy grave, y en aquellos en los que hay víctimas mortales, la tramitación del accidente laboral es diferente. Hay que notificarlo a la Autoridad Laboral con carácter urgente, en el plazo máximo de 24 horas. En situaciones de este calibre, la Inspección de Trabajo realizará las investigaciones oportunas sobre los hechos ocurridos. 
De este último punto, se excluyen los accidentes in itinere, por lo que si sueles desplazarte en coche a tu trabajo, no dudes en contar con la protección extra que te ofrece el Seguro de Coche MAPFRE que contemple la indemnización por fallecimiento o invalidez permanente del conductor. 
Back to top